EL GRAN DILEMA

¿Dónde debemos guardar los huevos: dentro o fuera de la nevera?

La eterna pregunta en la cocina: ¿dónde debemos guardar los huevos? Algunas personas los colocan en la nevera, mientras que otras prefieren dejarlos fuera. ¿Cuál es la mejor opción?

Guardar los huevos en la cocina puede parecer una tarea sencilla, pero hay un debate que ha persistido durante años: ¿deberían guardarse en la nevera o a temperatura ambiente? Este dilema divide a cocineros y expertos en todo el mundo. En este artículo vamos a tratar de despejar las dudas sobre su conservación para que puedas tomar la mejor decisión y disfrutar de tus recetas sin preocupaciones.

El argumento a favor de la nevera

La mayoría de las cocinas modernas tienen un lugar específico en la nevera para guardar huevos, y no es por casualidad. Los expertos en seguridad alimentaria suelen recomendar mantener los huevos refrigerados para evitar la proliferación de bacterias. La salmonela, una bacteria peligrosa que puede encontrarse en los huevos, crece más lentamente a bajas temperaturas. Guardar los huevos en la nevera minimiza el riesgo de intoxicación alimentaria.

Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), los huevos deben mantenerse a una temperatura constante y fría para garantizar su frescura y seguridad. Además, la refrigeración ayuda a prolongar la vida útil de los huevos, manteniéndolos frescos por más tiempo. Un huevo almacenado en la nevera puede durar hasta cinco semanas en buen estado.

Huevos en la nevera | iStock

La tradición de mantenerlos fuera

En muchos países europeos, es común ver los huevos almacenados a temperatura ambiente en las tiendas y hogares. Esta práctica se basa en la confianza en la calidad del producto y en el sistema de producción y distribución. En Europa, los huevos se lavan menos que en Estados Unidos, manteniendo una capa protectora natural llamada cutícula que actúa como una barrera contra las bacterias.

Además, los defensores de esta práctica argumentan que los huevos a temperatura ambiente son mejores para ciertas recetas, especialmente en repostería, donde los ingredientes deben estar a temperatura ambiente para lograr una mezcla uniforme y una cocción adecuada.

Otro argumento a favor de dejarlos fuera de la nevera es que en los supermercados también lo están. Entonces, ¿por qué no en tu hogar?

Huevos | Pexels

Todo depende de donde vivas

La temperatura ambiente juega un papel crucial en la conservación de los huevos. En climas más fríos, guardar los huevos fuera de la nevera puede ser perfectamente seguro. Sin embargo, en regiones cálidas, esta práctica puede acelerar el deterioro y aumentar el riesgo de contaminación bacteriana. La clave está en mantener los huevos en un lugar fresco y seco, lejos de fuentes de calor y luz directa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos recomiendan mantener los huevos refrigerados para garantizar la seguridad alimentaria. La OMS enfatiza que la refrigeración es esencial para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos. Por otro lado, la AESAN también sugiere refrigerar los huevos, especialmente en épocas de calor, para prevenir problemas de salud.

¿Cuál es la conclusión?

La respuesta depende en gran medida del clima y de las preferencias personales, pero en general, la refrigeración es la opción más segura. Guardar los huevos en la nevera ayuda a prevenir la proliferación de bacterias y prolonga su vida útil. Sin embargo, si prefieres mantenerlos fuera, asegúrate de que estén en un lugar fresco y seco y consúmelos más rápidamente.

Cargando...