BENEFICIOS PARA LA SALUD

Qué son los postbióticos, una tendencia actual en la industria alimentaria y farmacéutica

Probióticos, prebióticos, simbióticos… Y ahora llegan los postbióticos para postularse como parte de la innovación de productos diseñados con una finalidad terapéutica.

Pastillas en cápsula.Pexels

Cada vez hay más evidencia científica que sugiere que los beneficios para la salud que se asocian con el consumo de probióticos, en general, no se derivan de la presencia de determinados microorganismos vivos sino que se derivan de los subproductos y compuestos producidos por estos, y por ello los beneficios para la salud están asociados con la actividad inmunomoduladora de una serie de constituyentes celulares específicos que forman parte de la membrana celular y/o de la pared celular.

¿Qué es un postbiótico?

No es hasta mediados de 2021 que se publica por primera vez una definición consensuada de postbiótico por parte de la Asociación Científica Internacional de Probióticos y Prebióticos (ISAPP) que define como "preparación de microorganismos inanimados y/o sus componentes que confiere un beneficio para la salud del huésped".

Esta definición de ISAPP para postbióticos no se limita a los subproductos producidos por microorganismos a nivel intestinal, sino que es lo suficientemente completa como para permitir el desarrollo de postbióticos a partir de diferentes microorganismos y comprende productos dirigidos a lugares anatómicos diferentes al intestino.

Por otro lado, un postbiótico puede estar compuesto tanto por células intactas e inanimadas o puede formarse de fragmentos estructurales de microorganismos.

Componentes de los postbióticos

Los componentes postbióticos incluyen ácidos grasos de cadena corta, exopolisacáridos, vitaminas, ácidos teicoicos, bacteriocinas, enzimas y péptidos en una preparación de células inactivadas no purificadas.

Si bien la investigación sobre los postbióticos está en sus inicios, cada vez hay más evidencias de que los postbióticos tienen el potencial de influir en la salud, lo que fomenta la innovación en el área de la salud humana, animal o vegetal.

¿Qué son los prebióticos, probióticos y simbióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos, que cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud del huésped.

Los prebióticos son sustratos que son utilizados de forma selectiva por los microorganismos del huésped confiriendo así un beneficio para la salud del huésped.

Los simbióticos son una mezcla de prebióticos y probióticos administrados de forma conjunta.

Ventajas de los nuevos postbióticos frente a los probióticos

Los probióticos deben tener niveles eficaces de microorganismos vivos hasta el final de su vida útil o hasta llegar al tejido diana en el que desarrollar su utilidad terapéutica y se han incluido en una variedad de productos alimenticios.

Sin embargo, ciertas características de los alimentos (acidez, actividad del agua, compuestos químicos específicos) o condiciones de almacenamiento (humedad, temperatura, permeabilidad del paquete al oxígeno, tiempo) pueden imponer desafíos para la adecuada supervivencia de los probióticos en los alimentos durante la producción y el almacenamiento.

Por otro lado, cuando se administran probióticos por vía oral para con intención de realizar cambios en la microbiota intestinal, el principal desafío es mantenerlos vivos durante el paso por el tracto gastrointestinal superior, ya que la exposición a los ácidos del estómago y de las sales biliares puede interferir.

En consecuencia, las terapias probióticas administradas por vía oral no suelen tener éxito en la colonización del microbioma intestinal a largo plazo y, por lo tanto, producir los beneficios para la salud que sugieren los estudios de investigación.

Sin embargo, en estos probióticos, coexisten microorganismos vivos con otras células viables pero no cultivables o células muertas (que pueden constituir una proporción importante en un probiótico) que se mantienen inalterados en mayor cantidad que los microorganismos vivos del probiótico.

Desafíos de los postbióticos

A diferencia con los probióticos, los postbióticos no proliferan ni crecen, por lo tanto, no pueden proporcionar un efecto sostenido una vez que se detiene la suplementación.

Por lo tanto, se necesitará investigación adicional para identificar un rango de concentraciones mínimas de los postbióticos necesarios para inducir un efecto positivo en la salud del huésped.

Los postbióticos, a diferencia de los probióticos, no requieren células vivas para inducir efectos en la salud y, por lo tanto, no están sujetos a los requisitos de seguridad alimentaria que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) establece para los microorganismos vivos.

En consecuencia, esto parece crear un vacío regulatorio que brinda un grado considerable de libertad en la comercialización y el desarrollo de productos que involucran preparaciones postbióticas más allá del requisito mínimo para garantizar que los componentes postbióticos en sí mismos no sean tóxicos. Por lo que se necesita estudiar y establecer un marco regulatorio específico para estos productos.

Dicho esto, aunque la mayoría de los productos probióticos contienen microorganismos inanimados, esto no convierte a todos estos microorganismos en postbióticos. Las células inanimadas en los productos probióticos pueden contribuir al beneficio para la salud brindado, pero se han estudiado pocas y su contribución no está clara hasta el momento. Tendrá que probarse un beneficio para la salud, utilizados de forma independiente para poder considerarlos postbióticos.

Beneficios para la salud de los postbióticos

Específicamente, las evidencias actuales sugieren que varios postbióticos pueden mejorar la salud intestinal al fortalecer la barrera intestinal, reduciendo la inflamación y promoviendo la actividad antimicrobiana contra los patógenos intestinales. Además, se están realizando investigaciones sobre la aplicación potencial de los postbióticos en otras áreas del cuerpo, como la piel, la vagina y la cavidad oral. Todavía falta mucho por saber y la investigación está en una fase inicial, pero dibuja una tendencia para la industria farmacéutica y alimentaria del futuro.

Más sobre este tema:

Cargando....