cobro paro abril 2024Calendario laboral GaliciaCalendario laboral MadridCalendario laboral AndalucíaCalendario laboral CataluñaSaludNoticias última hora

Cafeína

Las 6 enfermedades y medicamentos con los que no debes tomar café

La medicación que requieren algunas enfermedades pueden no absorberse debidamente en tu organismo si consumes cafeína.

Imágenes de granos de café y de pastillas.Antena 3 Noticias

Comenzar la mañana con un café es una rutina que comparten la mayoría de personas en todas partes del mundo. La cafeínase ha convertido en un elemento indispensable de nuestra rutina, ya sea por necesidad, por placer o por compartir momentos sociales.

Además, gracias a su popularidad, se han realizado numerosos estudios que han enaltecido muchas las buenas propiedades que contiene. Es más, una taza de café al día te aporta los siguientes beneficios:

  • Antioxidantes que combaten el envejecimiento prematuro y protegen contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
  • Activa la mente, mejora la memoria y retrasa el Alzheimer y el Parkinson.
  • Mejora el rendimiento físico y conlleva una reducción del dolor muscular.
  • Ayuda a mejorar la atención.
  • Mitiga los dolores de musculares y de cabeza.
  • Aumenta el consumo de fibra, mejorando la digestión y previniendo el estreñimiento.
  • Reduce el riesgo de suicidio y la depresión.
  • Disminuye el riesgo de diabetes tipo 2.
  • Dilata los bronquios y facilita la respiración, mejorando los síntomas del asma.
  • Reduce la inflamación del hígado previendo la cirrosis hepática.
  • Acelera el metabolismo y la quema de grasas contribuyendo a la pérdida de peso.
  • Mejora la circulación y la elasticidad de la piel, reduciendo de esta forma la celulitis.

A pesar de todas estas bondades que conlleva su consumo, la Asociación Salud y Fármaco ha alertado acerca de la peligrosidad de tomar café cuando a pasado poco tiempo desde que te has tomado algún medicamento. Esto se debe a que, tal y como ha explicado el experto en endocrinología, Luis Barrea, se pueden dar interacciones.

El café afecta a la absorción de nutrientes por lo que puede interferir con la imbibición de algunos medicamentos relacionados con determinadas enfermedades.

1. Presión arterial - Amlodipina

El consumo de bebidas con cafeína puede aumentar temporalmente la presión arterial. Es más, cuando el consumo es habitual y en cantidad, puede ocasionar un incremento moderado continuo en la presión arterial. Este aumento puede deberse a diversas causas, habiendo personas más sensibles al aumento de la presión arterial de la cafeína.

Sin embargo, si sufres problemas de presión arterial y te estás medicando, pueden darse problemas debido a que mientras que la pastilla intenta reducir tus pulsaciones, el café las aumenta.

Al mezclarse con el café, medicamentos como la amlodipina pueden reducir su eficacia y aumentarte la frecuencia cardiaca. Aunque se recomiende evitar su combinación, no es algo que vaya a poner en riesgo tu vida.

2. Tiroides - Levotiroxina

Las personas que sufren problemas derivados de la tiroides suelen ser medicadas con levotiroxina.

Al combinar este fármaco con el café se puede ver comprometida su absorción, por lo que se recomienda que se evite la mezcla.

El National Health Service (NHS) de Reino Unido recomienda tomarla 30 minutos antes de consumir cafeína para que pueda cumplir totalmente su función.

3. Asma - Aminofilina o teofilina

Las personas que padecen asma suelen ser tratadas con broncodilatadores tales como la aminofilina o la teofilina. Esta medicación provoca que se relajen las vías respiratorias, por lo que tomar cafeína puede provocar dolores de cabeza, molestias estomacales, inquietud e irritabilidad.

A su vez, también conlleva la reducción de la absorción de los fármacos.

4. Enfermedades mentales - Antidepresivos, ansiolíticos y somníferos

Los medicamentos que se usan para tratar la ansiedad, el insomnio, la depresión u otras enfermedades mentales deben tomarse una o dos horas después del café. Muchos de estos medicamentos buscan relajar la mente, mientras que la cafeína la activa.

Un ejemplo sería el caso del medicamento leptosique, utilizado para tratar padecimientos psiquiátricos.

5. Diabetes - Insulina

La Asociación Estadounidense de Diabetes llevo a cabo un estudio que refleja que el consumo de cafeína puede elevar los niveles de insulina y de azúcar en la sangre.

Cuanta más cafeína consumas, más podría dificultarse la regulación del azúcar en sangre. Esto hace que aumente el riesgo de complicaciones vinculadas a la diabetes.

6. Alergias y resfriados - Fexofenadina

Los medicamentos indicados para tratar alergias y refriados contienen componentes como clorhidrato de pseudoefedrina. Estos mezclados con el café pueden sobre estimular el sistema nervioso central, incrementando los síntomas de inquietud, irritabilidad e insomnio.

En general, los comprimidos de fexofenadina se deben consumir evitando tomarlos junto a alimentos ricos en grasas, refrescos, café o zumos de frutas, ya que alteran el efecto del fármaco.

Más sobre este tema:

Cargando...