Momentos capítulo 2287

Fran se sincera y busca el apoyo de Carmen en sus decisiones: “Ojalá mi padre estuviera vivo”

El creativo se arrepiente de las decisiones que tomó en el pasado respecto a su familia, y en especial a su padre.

Fran ha asumido el control de Garlo tras la marcha de Raúl, ahora él es el presidente de la juguetería y debe llevar a cabo su nueva responsabilidad.

Fran se siente culpable de la situación que creado en su familia tras asumir el legado de Germán: “He provocado otro cisma familiar”.

Abrumado ante la presión que exige ser el presidente de la empresa, visita a su tía para pedirle apoyo: “¿Puedo contar contigo?” Y ella se sincera: “Haré todo lo que esté en mi mano, siempre que no ofenda a Raúl”.

Parece que entre tía y sobrino comienza a haber buena sintonía, pero a Mendieta con quien le encantaría hacer las paces es con Raúl… Para él, que su primo vaya a vender la finca de Buitrago es una señal de que quiere romper con todo su pasado, y que por ello, no hay una reconciliación posible… “Confía más en tu primo”, le advierte Carmen.

¿Tendrá razón Fran y nunca podrán hacer las paces?

Más sobre este tema: