Espejo Público
Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

José Mangas, catedrático de geología

Un catedrático de geología asegura que la erupción del volcán puede durar 3 meses: "Esto es una catástrofe para España"

El catedrático de Geología, José Mangas, asegura que el volcán de La Palma está cumpliendo todos los pronósticos del modelo de erupción estramboliano. Según este patrón la erupción podría durar 3 meses: "El volcán es un ser vivo que nace y se desarrolla con sus altos y bajos", señala.

José Mangas es catedrático de geología. Mantiene que el volcán que ha entrado en erupción en La Palma es un caso de libro del modelo estramboliano que está cumpliendo todos los patrones típicos. "En el modelo de este vulcanismo la columna de piroclastos puede llegar a 100 o 200 metros cuando la fase es más explosiva pero la columna de humo que puede contener las cenizas y parte del picón puede llegar hasta unos 3.000 metros", explica.

Se considera ceniza todo aquello que tiene menos de 2 milímetros y el picón es lo que está entre 2 y 64 milímetros, mientras que los gases son las cenizas más pequeñas de una micra.

Expone este experto que se prevé que los aerosoles lleguen a la zona de Murcia y a la de Cataluña pero insiste en que es un fenómeno vivo que está en el tercer día de erupción y no se puede avanzar con seguridad cuáles serán los pasos que siga. "Si atendemos a las erupciones históricas, pueden durar entre uno y 3 meses y puede ser una catástrofe insular y para España", apunta.

Según el modelo estromboliano el volcán se concentraría en una zona de 5 kilómetros cuadrados por norma. Los piroclastos finos van a ocupar más kilómetros al norte y al sur mientras que las cenizas afectarán a otras islas. "Este es un proceso natural en el que tenemos que amoldarnos a los que tenemos. Es como un ser vivo: nace, se desarrolla tiene su pubertad con sus altos y sus bajos" . señala Mangas.

La explosión del volcán se produce por la salida de los gases que tiene acumulados. "Hablamos de 20 millones de metros cúbicos de magma almacenado en 3/4 kilómetros. Son rocas fracturadas y conectadas y ahí hay 20 millones de metros cúbicos de lava a 1.300 grados centígrados", señala el catedrático.

La norma dice que la acumulación estancada de líquido magmático saldrá entre un 5 y un 15%. Actualmente el cono volcánico en Canarias tiene entre 10 y 20 metros, pero los conos estrombolianos pueden alcanzar 200 metros de altura sobre la topografía original.

"Estamos viendo el primer flujo lávico y luego se colocarán otros encima. Como el magma quiere salir y sigue presionando se van a crear nuevas fisuras y nuevas bocas eruptivas, esto va a ir cambiando. En la erupción del Teneguía de 1971 tuvieron más suerte porque había poca población alrededor. Se generaron 7 conos volcánicos de centenares de metros pero no había población ni explotaciones agrícolas. El problema de ahora es que hay muchas zonas de cultivo y están perdiendo todo", establece José Mangas.

¿De qué se compone la nube que se generará con la entrada de la lava al mar?

"El 95% del magma es material silicatado, material de roca líquida donde predominan los silicatos. También contiene aluminio sodio y el 5% son gases en los que predomina el agua o vapor de agua. De ese 5 el 3% es vapor de agua y el 1% son compuestos de carbono como monóxido y óxido que esto es lo que produce la muerte cuando se inhala en braseros. También hay 1% de azufre. El azufre más el hidrógeno forma el sulfhídrico".

El experto en geología asegura que no hay peligro en la llegada de la nube a la Península. Esa nube tiene 2.000 kilómetros de desplazamientos desde Canarias a la Península, donde llegará diluida y solo será detectada por los aparatos de Madrid, Barcelona y Murcia pero no los seres humanos.

Puedes ver la entrevista completa al catedrático de geología José Mangas en Espejo Público a través de Atresplayer.

Más sobre este tema: