HELEN MORRIS

Martin Scorsese relata la lucha de su mujer contra el Parkinson durante 30 años: "Nunca había visto tanta fuerza"

El director Martin Scorsese se ha sincerado sobre el estado de salud de su esposa, Helen, que sufre Parkinson desde hace más de tres décadas. En estos comentarios tan poco habituales sobre su vida privada, ha destacado su fortaleza.

>

Martin Scorsese nunca ha dudado en explayarse sobre sus inquietudes cinematográficas o, incluso, en justificar la duración de sus películas cuando ha aparece en los medios. Cosa que este año ha hecho de forma más frecuente por el estreno de Los asesinos de la luna, por la que opta a 10 Oscar entre los que destacan el de Mejor dirección, su décima nominación en este apartado.

Sin embargo, no acostumbra a hablar mucho de su vida privada. Y es que, aunque al director de 81 años le hemos visto acudir a las últimas alfombras rojas o entregas de premios acompañado siempre de su inseparable hija pequeña, Francesca, de 24 años, el gran público apenas sabe de su mujer, Helen, con la que lleva casado desde 1999.

La productora de televisión padece Parkinson desde hace años y, a través de su Instagram, el cineasta ha compartido algunas imágenes con ella. La última vez que se refirió a ella fue hace unos meses, cuando dio las gracias a Michael J. Fox por apoyar a su esposa en un evento en Nueva York.

Ahora, Scorsese ha sorprendido en una entrevista con James Corden en SiriusXM, en la que ha contado que Helen lleva luchando contra esta enfermedad durante 30 años: "Mis quejas no son nada comparadas con el sufrimiento que causa una enfermedad como esta, y por eso vivimos con ello y cambia la forma en la que percibes la vida y todo lo que te rodea".

"Nunca había visto tanta fuerza como esa en una persona y tanta fortaleza y una forma tan positiva de afrontar la vida en las peores circunstancias. En muy malas circunstancias", añadió el director sobre su esposa, a quien conoció cuando trabajaban en un libro relacionado a su película Kundun, de 1997.

"Ha pasado 30 años, 35 años, o los que sean, con la enfermedad, así que cuando pienso, ya sabes, que no me siento bien o algo así, miro hacia allí y la veo recuperarse", contó, asegurando que tienen enfermeras en casa que le ayudan: "Pero no es tan simple".

Scorsese explicó del mismo modo que, a medida que la enfermedad de su mujer avanza, puede afectar a los proyectos que elija, admitiendo que su propia edad también está empezando a pasar factura.

"¿Puedo en algún momento decir Marty, ¿quieres hacer una película que sólo se desarrolle cerca de tu casa? Quizás tenga que hacerlo", admitió.

"Ahora hemos entrado en esa parte de la vida, en los llamados años dorados. No tengo ganas, pero al parecer estamos en ello. Aunque eso no significa que tengamos que parar", señaló Scorsese.

Martin Scorsese | EFE

"Espero tener planes para muchos años más si puedo llegar a ellos y lograrlo todo. Creo que me encantaría continuar tanto como sea posible", deseó. De momento, tiene en el horizonte una película sobre la vida de Jesucristo por la que se reunió con el Papa.

A pesar de que el año pasado estrenó una cinta tan grande como Los asesinos de la luna, el director no sabe si será su última película: "No sabes qué te pasará en la vida cuando llegue el momento y si ésta es la última, está bien. Lo firmaría".

Más sobre este tema:

Cargando....