CONSEJO

Cómo cambiar una planta de maceta sin estropear las raíces

El cuidado de las plantas es mucho más complejo de lo que pensamos, no vale solamente con regarlas de vez en cuando. Tenemos que estar pendientes de dónde las colocamos para que les del sol y cuanto espacio necesitan para crecer.

>

Las plantas son seres vivos y necesitan unos cuidados especiales. Si decidimos tener una planta en nuestra casa, debemos ser conscientes y responsables de que necesitan parte de nuestro tiempo.

El cuidado de las plantas va más allá de regarlas ocasionalmente. Es importante atender otras necesidades como la cantidad de luz que reciben y el espacio que tienen para desarrollarse. A veces tienen que trasplantarse a macetas más grandes para que sus raíces crezcan más saludables.

Para escoger una nueva maceta para nuestras plantas, debemos considerar algunos aspectos. Es importante que sea más espaciosa, profunda, que esté hecha de un buen material y que tenga un buen sistema de drenaje.

Transplante de una planta | iStock

Una vez elegida la maceta, empezaremos a trasplantar la planta. Es útil humedecer un poco la tierra que está adherida a las raíces. Si las raíces están dañadas, podemos recortarlas si es necesario. También podemos intentar desenredarlas suavemente.

Cuando esté lista, colocaremos la planta en el centro de la nueva maceta comprobando que esté bien nivelada. Añadiremos tierra en abundancia alrededor para estabilizarla.

Después la regaremos para ayudar a las raíces para que se adapten a su nuevo entorno. La planta se adaptará sin problema si la cuidamos constantemente.

Más sobre este tema:

Cargando....