Novalife » Salud

PANDEMIA

Por estas razones no se deben mezclar vacunas de distintos laboratorios

Estamos en un momento de la pandemia en el que estamos aprendiendo más de lo que quisiéramos. Y ahora ya sabemos, además, por qué no se deben mezclar vacunas de distintos laboratorios. Te vamos a contar lo que cuentan los expertos para que lo tengas claro.

Según la Asociación Española de Pediatría, “las vacunas monovalentes y combinadas para la misma enfermedad y con antígenos similares, procedentes de un mismo fabricante, se consideran intercambiables, existiendo estudios que avalan una seguridad y eficacia equivalente. Hay menos datos sobre la posibilidad de intercambiar vacunas fabricadas por diferentes laboratorios”, cuentan.

“La posibilidad de intercambio entre distintos preparados comerciales es más difícil de valorar para enfermedades en las que no existe una correlación serológica de inmunidad. Por ello se aconseja utilizar el mismo preparado comercial de vacuna, al menos, en las tres primeras dosis de la serie primaria hasta que se disponga de datos que demuestren la posibilidad de intercambio. No obstante, se acepta que pueden intercambiarse preparados comerciales de distintos fabricantes si no existe alternativa”, explican.

Si hablamos del SARS-CoV-2, los estudios completos y revisados aún no tienen conclusiones que lo avalen, aunque la emergencia sanitaria internacional lo puede hacer viable.

En términos generales, cuando sea posible, se aconseja utilizar el mismo preparado comercial para completar una serie de vacunación. Y cuando esto no sea posible, se considerará adecuado utilizar vacunas similares aprobadas y producidas por otros fabricantes o elaboradas en diferentes países por el mismo fabricante del primer compuesto, para continuar o completar la serie.

Lo que está pasando ya

Las directrices de vacunación en Gran Bretaña y Estados Unidos afirman que las vacunas no son intercambiables, pero pueden mezclarse si la que se aplicó primero no está disponible para la segunda dosis o si se desconoce de qué marca es la que se usó en la primera inyección. En este sentido, Gran Bretaña lanzó hace unos días un ensayo para evaluar las respuestas inmunitarias generadas si las dosis de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca se combinan en un esquema de dos inyecciones.

Vacuna contra la Covid | iStock

¿Qué ocurre en este momento en todo el mundo?

Que como bien ha contado el ministro británico responsable de la vacunación en este país, Nadhim Zahawi, “ahora hay alrededor de 4.000 variantes de COVID en todo el mundo. Los expertos sostienen que es algo normal, ya que este virus, como la mayoría, muta constantemente. Además, el British Medical Journal publicó un artículo en el que afirmaba que solo unas pocas podrían hacer cambiar al virus de manera apreciable. Por lo que utilizar todas las vacunas posibles será casi obligado.

El caso de la vacuna de AstraZeneca

Un reciente estudio ha revelado que la primera dosis protegía al 76% de los vacunados. Además, los científicos observaron que si la segunda inyección se pone 12 semanas después de la primera la protección media contra el virus aumenta hasta el 82%, mientras que esperando seis semanas la cifra se reduce al 54,9%.

La investigación, publicada en Preprints with The Lancet, concluye que la primera dosis otorga protección al 76% de los vacunados durante, al menos, tres meses y que logra reducir la transmisión de la enfermedad en un 67%. Además, los datos reflejan que retrasar la segunda dosis podría aumentar la efectividad de la vacuna. Los científicos observaron que si la segunda inyección se pone 12 semanas después de la primera la protección media contra el virus aumenta hasta el 82%, mientras que esperando seis semanas la cifra se reduce al 54,9%. Este estudio todavía está siendo revisado, pero sus resultados son esperanzadores.

Un estudio que da esperanza si hay que mezclar vacunas

Como seguimos sin saber si va a haber más mutaciones cuando termine de leer esto, es importante conocer que se está avanzando en este tema a pasos agigantados. Matthew Snape, el líder del nuevo estudio en la Universidad de Oxford, que ayudó a desarrollar la vacuna de AstraZeneca, pidió a voluntarios británicos mayores de 50 años que se inscribieran.

Si las inoculaciones pueden ser utilizadas en forma intercambiable, “incrementará enormemente la flexibilidad en la entrega de vacunas", señaló en un comunicado. "Podría proporcionar pistas en torno a cómo incrementar la amplitud de la protección contra nuevas variantes del virus”.

Los riesgos de no ponerse la segunda dosis

Adelaida Sarukhan, doctora en inmunología y redactora científica del Instituto de Salud Global (ISGlobal), se muestra partidaria de que se administre la segunda dosis, a pesar de que la primera se la pusieran de forma irregular en algunas personas. “Es algo que no debe ocurrir, pero es preferible que quienes ya recibieron la primera dosis reciban ahora la segunda”. Una opinión basada en “los criterios científicos y la evidencia que hay hasta la fecha”.

“Más vale vacunar bien a pocas personas, que medio bien a muchas”. Además, con una sola dosis el organismo queda más expuesto a nuevas variantes, como la británica, la sudafricana y la brasileña, que se trasmiten más rápido. Para protegerse de esas cepas se necesitan más anticuerpos.

En cambio, Salvador Macip, médico investigador de la Universidad de Leicester y profesor de la Universitat Oberta de Catalunya, discrepa con Sarukhan. Opina que estas personas deberían recibir la segunda dosis cuando les toque porque no hay evidencias que demuestren el hecho de que una persona no reciba la segunda dosis aumente las posibilidades de mutación del virus. Se necesita más investigación al respecto. Además, estima que las personas que han recibido de forma indebida la vacuna son muy pocas y son un riesgo para la población.

Más sobre este tema:

Vídeos

Mascarillas: no es sólo cuál utilizas sino cómo lo haces