sociedad Sucesos

Coronavirus

Vicente Soriano, exasesor de la OMS, explica qué podría pasar para que el final del coronavirus no se produzca

El investigador y exasesor de la OMS, Vicente Soriano, cree que el coronavirus deje de ser un problema para la salud pública y explica qué podría pasar para que la pandemia no llegue a su fin.

España vive un aumento exponencial de los contagios de coronavirus sin precedentes como consecuencia de la variante ómicron. Pero esta sexta ola puede cambiar el curso de la pandemia para algunos expertos. Vicente Soriano es investigador y exasesor de la OMS y analiza la que puede ser la evolución de la pandemia.

¿Cree que 2022 será el fin del coronavirus?

Creo que va a ser el fin del coronavirus como problema de salud pública. La OMS cuando cifra sus objetivos lo hace de esta manera. Más que pensar en una extinción o desaparición del coronavirus como ocurrió con otro coronavirus, el del SARS, en el año 2002 que se erradicó del planeta, con este la sensación es que ha venido para quedarse, que vamos a tener covid para meses y para años.

Probablemente va a pasar a ser el quinto coronavirus endémico en la especie humana, responsable de cuadros catarrales en los inviernos. Pero como ya nos está mostrando ómicron, básicamente van a ser reinfecciones en personas que ya pasaron covid en un primer momento cuando no había inmunidad en la especie humana el año pasado o personas que ya han sido vacunadas. Cuando uno lo ha pasado o ha sido vacunado, tiene una inmunidad parcial que aunque no le proteja de la infección hace que no desarrolle formas graves, que no desarrolle pulmonías, lo importante para no colapsar el sistema sanitario.

¿Su frase de que en Semana Santa sería el fin de la pandemia hay que matizarla?

La OMS, por ejemplo, ha cifrado sus objetivos para las hepatitis víricas, para las que tenemos vacunas y para las que tenemos antivirales orales, en la eliminación como problema de salud pública para el año 2030. Es un problema de otra dimensión, muchísimo mayor y para el que tenemos más años de experiencia.

Para el covid, la presunción que hay ya para este año es que con la tasa de vacunación elevada, con la gente que ya se ha infectado y con la próxima aparición de antivirales orales va a desaparecer como un problema de salud pública. El virus del covid va a ser un agente más de los catarros de invierno y no el más frecuente, porque esos continúan siendo ahora los rinovirus.

¿Qué podría pasar para que el final del coronavirus se torciera?

La primera consideración sería pensar que surgiera una variante para la que las vacunas no tuvieran ninguna eficacia, pero eso es muy improbable por la naturaleza biológica de este virus. En la medida en que cohabite con el ser humano, lo esperable biológicamente es que sea menos virulento, aunque más transmisible.

Es lo que está pasando con ómicron, es un virus que se transmite mucho más, pero que provoca menos daños, menos afectación pulmonar, menos neumonías... Esto ya está ocurriendo y es muy probable que esto vaya rápido y se acelere, cada vez sea menos virulento pero más transmisible.

Más sobre este tema: