sociedad

Niñas desaparecidas Tenerife

Tomás Gimeno traspasó un deportivo de alta gama a su padre antes de desaparecer con sus hijas

El padre de Anna y Olivia, Tomás Gimeno, sufrió un accidente de moto el 19 de marzo en el circuito de Motocross ubicado en el municipio de Güímar. En dicho accidente se rompió cuatro costillas.

En Resumen
  • 🔴 [[LINK:EXTERNO|||https://www.antena3.com/programas/espejo-publico/noticias/exclusiva-espejo-publico-desvela-que-padre-ninas-tenerife-envio-paquete-dia-desaparicion-anna-olivia_2021052160a762948ae1150001b00f97.html|||EXCLUSIVA | El padre de las niñas de Tenerife envió un paquete el día de la desaparición]]

Tomás Gimeno, el supuesto secuestrador de sus dos hijas, Anna y Olivia, traspaso un coche de alta gama a su padre unos días antes de su desaparición, la que investiga la Guardia Civil desde hace semanas.

El periodista Alberto Catalán adelantó esta información en el programa Juntos, de Telemadrid, junto a un vídeo en el que se puede ver a Tomas Gimeno conduciendo el Alfa Romeo Giulia, el vehículo que adquirió el 3 de agosto de 2020.

Ese coche fue traspasado por Tomás Gimeno a su padre tan solo unos días antes de desparecer junto a sus hijas en Tenerife. Además, Telemadrid también informó de que el padre de Anna y Silvia sufrió un accidente de moto el 19 de marzo, en el circuito de Motocross ubicado en el municipio de Güímar

En dicho accidente Tomás Gimeno se rompió cuatro costillas y se lesiona la clavícula, que ya la tenía afectada.

La Guardia Civil continúa la investigación sobre la embarcación de Gimeno

Mientras, la Guardia Civil se ha llevado ya la embarcación de Tomás Gimeno para someterla a una nueva revisión, previsiblemente con la ayuda de dos perros adiestrados para hallar restos orgánicos.

En esa embarcación la Guardia Civil descubrió restos de sangre, que acabaron correspondiendo al propio Tomás Gimeno. En el lugar en el que fue hallada la lancha, vacía y a la deriva, los equipos de rescate localizaron flotando en el mar una silla de retención infantil.

La Guardia Civil está a la espera de autorización judicial para incorporar a las labores de búsqueda un sonar y un robot submarino cedidos por el Instituto Español de Oceanografía.

Más sobre este tema: