sociedad Sucesos

Volcán La Palma

Qué significa que el volcán de La Palma tiene un índice de explosividad 2

El volcán de La Palma continúa en erupción después de 27 días activo. Ha provocado muchos daños y se le ha establecido en la escala de VEI como categoría 2, es decir, que es considerado un volcán estromboliano.

El volcán de La Palma ha sido calificado por el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias, Pevolca, como de categoría 2. Esta cifra corresponde a la escala que mide el índice de explosividad volcánica, VEI según sus siglas en inglés. Este marcador corresponde con una escala logarítmica que oscila entre 0, erupciones no explosivas, y 8, el máximo atribuido a las erupciones más grandes identificadas en el registro geológico, según ha explicado Joan Marti, director de Geociencias Barcelona del CSIC.

Esta escala fue establecida con el objetivo de que se pudiesen comparar las erupciones y prever su recurrencia. Esto significa que según aumenta en el marcador, las erupciones son cada vez menos frecuentes. Es em el número 5 cuando la periodicidad supera el centenar de años.

Según explica Joan Marti, para calcular el VEI es necesario tener en cuenta dos parámetros principalmente. Se trata de la intensidad y de la magnitud. La intensidad se refiere a “la cantidad de magma que se expulsa por unidad de tiempo y se mide en la altura de la columna eruptiva”. La magnitud, por su parte, hace referencia al total de material expulsado y se expresa en kilómetros cúbicos.

Clasificación de procesos volcánicos

  • 0: Hawaina: no explosiva: volcán Kilauea
  • 1: Estramboliana: ligera: volcán Masaya
  • 2: Estramboliana: explosiva: volcán La Palma
  • 3: Estramboliana: violenta: volcán Nevado del Ruiz
  • 4: Vulcánica: cataclísmica: volcán Eyjafjallajökull
  • 5: Pliniana: paroxística: volcán monte Santa Helena
  • 6: Pliniana/Ultrapliniana: colosal: volcán Pinatuvo
  • 7: Ultrapliniana: sopercolosal: volcán Tambora
  • 8: Ultrapliniana: megacolosal: volcán Toba

Críticas al VEI

Hay algunos expertos que consideran poco exacta la escala y, por ello, creen que es necesario revisar el parámetro de la magnitud. Defienden que los resultados de la magnitud no son tan exactos como los de la intensidad, que se pueden medir en valor real. “La cuestión del volumen total arrojado no sirve para aquellos volcanes pequeños que arrojan mucho magma, pero pocos gases, por ejemplo”. Una representación de esto serían las explosiones hawaianas, que se encuentran en el índice de explosividad volcánica menor.

El problema de las erupciones hawaianas es que son muy grandes, pero se les atribuye una explosividad muy baja. “Ahí, el parámetro que realmente tenemos en cuenta es el de la altura de la columna. Entre 0 y 2 esa correspondencia de volumen no es tan exacta”, explica Joan Marti. Todo lo contrario ocurre con los volcanes clasificados entre las categorías 3 y 8.

Más sobre este tema: