sociedad Sucesos

Polémica

El paso de cebra de Sevilla que no lleva a ninguna parte

Algunos se lo toman con humor, otros con resignación pero el paso de peatones de esta calle de Sevilla no deja indiferente a nadie.

Los vecinos de la calle Conde de Ibarra, en pleno centro de Sevilla, están sorprendidos. ¿La razón? Un paso de peatones que lleva a ninguna parte.

"No tiene sentido ninguno", "dices bueno, ¿para dónde cruzo?", es la pregunta que se hacen todos los peatones que pasan por esta calle al ver el paso de cebra que no tiene ningún destino. Bueno sí, una pared. "No me había fijado pero es del todo absurdo", dice un nuevo vecino del barrio al que le acabamos de descubrir este paso de peatones. "Es que no va a ningún lado", añade asombrado.

Con empeño los vecinos tratan de buscar una explicación: "Me imagino que será para que los niños del colegio puedan salir tranquilos, pero vamos por ponerle algo de utilidad", "supongo que para avisar de que hay un colegio y por lo menos para que los coches vayan despacio, más que nada será para reducir la velocidad".

Algunos lo hacen con más humor: "para estamparme en la pared, vamos, porque para otra cosa no sirve". "Yo creo que en la pared hay un portal a otra dimensión y hay que señalizarlo o algo así", dicen otros vecinos entre risas.

Es cierto que algunos no se sorprenden porque este paso de peatones siempre ha estado ahí, eso sí hace unas semanas lo han repintado y por eso ahora llama más la atención. Según el Ayuntamiento de Sevilla, "lo han hecho por petición de los vecinos y del colegio que hay cerca, que usa la plaza como patio de recreo".

Este paso de peatones no es único

Puede parecer curioso pero no es el único ejemplo. En Almería una mujer denunció hace algunos meses que le han puesto un carril bici delante de su casa y no puede salir tranquila de ella. Poco después el Ayuntamiento le ha colocado un paso de peatones en su puerta pero sigue denunciando el mismo problema. "A mí me atropellan y me quedo lista", decía indignada.

Más sobre este tema: