sociedad

Bomberos en La Palma

Más de 500 efectivos trabajan "con impotencia" en el volcán de La Palma

Cumbre Vieja no para de expulsar magma y por el momento lo único que pueden hacer los bomberos es vigilar la amenaza de la lava.

500 efectivos muestran la impotencia de los bomberos en la isla de La Palma, entre bomberos militares de la UME, policía y guardias civiles. Su labor sobre todo es ayudar y rescatar a las personas porque es materialmente imposible luchar contra el fuego y con la lava de Cumbre Vieja que es la principal amenaza en estos momentos.

En el barrio de Todoque va a desaparecer absolutamente todo y es imposible parar la lengua de lava que baja el literalmente por detrás de esas viviendas, durante dos días todos los efectivos de emergencias personal de Protección Civil, la UME Guardia Civil Policía Nacional y más de 700 efectivos trabajan día y noche vigilando el volcán.

Cumbre Vieja no para de explotar lava y por el momento lo único que pueden hacer es vigilar la amenaza de la lava ya que no pueden hacer nada por parar ese avance.

En lo que están centrados los efectivos en la isla de La Palma es en salvar vidas humanas aunque frenar el avance de la lava es imposible

No hay capacidad para frenar algo así

Jesús Madero, sargento de bomberos en Gran Canaria, ha asegurado a Antena 3 Noticias que los bomberos no tienen capacidad para frenar la lava, "ese magma tiene mucha más fuerza que nosotros. Además tiene una altura bastante potente y una temperatura muy alta, la energía que lleva es imparable".

Los efectivos miran con impotencia como se desliza por los terrenos y cómo se lleva centenares de casas, como arrasa con carreteras, engulle coches y se lleva por delante tendido eléctrico y como las llamas arden y no deja por delante ningún cultivo.

Madero además añade que "están haciendo más medidas preventivas que reactivas. Y esas tareas consisten en acompañar y evacuar a los vecinos que pueden estar en peligro.

Los bomberos en la zona acompañan a los vecinos para que puedan sacar sus enseres o lo poco que queda de ellos, además de animales y cualquier objeto personal que tengan dentro de la vivienda.

Noelia García, alcaldesa de Todoque asegura que todos "están actuando previniendo que la lava pueda pasar por un lado y que no siga continuando por otro".

Por el momento lo único que se puede hacer es esperar el transcurso de la lava y ver en que momento tiene contacto con el mar.

Más sobre este tema: