sociedad Sucesos

Cantabria

Jon Ander, el héroe de Laredo que puso en jaque su sueño para evitar que una niña muriera ahogada

El joven saltó desde una altura de 6 metros y al no haber apenas agua por la marea baja se fracturó tibia y peroné. Se ha visto obligado a renunciar a un voluntariado con los bomberos de Santander.

Jon Ander es el nuevo héroe de Laredo, Cantabria. La historia de este joven aspirante a bombero ha conmocionado a todo el pueblo después de lanzarse al agua para salvar a una niña y evitar que muriera ahogada.

Tras su heroicidad tuvo que ser ingresado en el hospital y sus heridas le han impedido presentarse a las oposiciones de bombero. Ander no dudó en saltar desde una altura de 6 metros para salvar la vida de la chica con tan mala fortuna de que la marea estaba baja y sufrió en consecuencia importantes lesiones.

Esas lesiones le impiden de momento cumplir su sueño de ser bombero, la buena noticia, por supuesto, es que salvó la vida de la menor de 7 años.

Los que conocen estas aguas saben de sus peligros: "El muelle hace que la corriente pegue con la pared y así se crean las corrientes", explica un surfista habitual de la playa. Hace unos días los gritos de una niña de 7 años pidiendo auxilio alertaron a Jon Ander, un joven de Castro Urdiales que se encontraba ahí.

Ander se fracturó la tibia y le peroné

La pequeña estaba atrapada en un remolino de agua y el joven de 17 años trató de alertar a los socorristas sin éxito por lo que sin dudarlo corrió y se lanzó al agua. Eduardo fue testigo de lo sucedido: "El chico saltó como cuando lo hacen los chavales cuando hay marea alta y resulta que al haber marea baja salen las piedras y apenas cubre".

Ander se fracturó así la tibia y el peroné pero logró mantener a la niña a flote y pudo salvarla. En Castro Urdiales no se habla de otra cosa: "Es un héroe, nadie habría hecho lo que hizo él", "una muy buena acción, debería haber más gente así", "el pueblo debería hacerle algún homenaje", dicen los vecinos.

Las importantes lesiones que ha sufrido le han obligado a renunciar de un voluntariado con los bomberos de Santander pero pese a los riesgos su corazón le obligó a actuar y para la niña su mejor bombero siempre será el: Jon Ander.

Más sobre este tema: