sociedad Sucesos

Volcán La Palma

Las imágenes de cómo la lava del volcán de La Palma afecta numerosas casas

La erupción del volcán de La Palma avanza y ya ha afectado al menos a 100 casas. Por el momento no hay que lamentar víctimas.

Las coladas de lava que desde hace horas bajan por las laderas del municipio de El Paso, La Palma, desde el volcán que ha estallado este domingo en la zona de Cabeza de Vaca avanzan, en la mitad de su trayectoria, a aproximadamente unos 700 metros por hora.

La Guardia Civil prevé que será necesario evacuar a entre 5.000 y 10.000 personas, en un proceso que ya ha comenzado. La erupción ha causado muchos destrozos y la lengua de lava también se ha metido en las casas. Según las autoridades, hay al menos 100 propiedades afectadas. Varias familias han perdido sus casa y dentro de ellas, todo lo que tenían.

"Qué pena toda la vida trabajando para esto", lamenta alguno de los afectados. Las lenguas de lava, imparables ladera abajo, se dirigen hacia el mar y arrasan todo lo que encuentran a su paso. El magma ha entrado en algunas casas por el jardín, mientras los bomberos intentan proteger el interior.

"Una colada de lava se come casas y cultivos"

El presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, ha explicado que "una colada de lava con una altura media de seis metros se come literalmente viviendas, infraestructuras, cultivos que va encontrando a su camino hacia la costa del valle de Aridane". Se espera que la colada de lava entre en el mar en la costa de Tazacorte, posiblemente en Playa Nueva, en Los Guirres.

Hernández Zapata ha confirmado que no hay víctimas que lamentar en esta erupción, algo por lo que ha felicitado a los organismos científicos presentes en la isla, Instituto Geográfico Nacional, Involcán, CSIC y universidades, porque predijeron la situación con casi una semana de antelación y dieron a las autoridades un punto de inicio probable que solo distaba 300 metros del lugar donde estalló finalmente el volcán.

La Palma ha sufrido hasta la fecha siete erupciones

El volcán comenzó a rugir en forma de una sacudida y una fuerte explosión que generó una columna de cenizas, a la que pronto siguieron borbotones de lava elevándose decenas de metros sobre el suelo desde varias bocas eruptivas. Hasta ocho bocas alineadas en dos fisuras, han contado los expertos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán).

La Palma había sufrido hasta la fecha siete erupciones desde que hay registros históricos, desde la conquista de Canarias del siglo XV, todas en el entorno de la Cumbre Vieja. Las últimas fueron en el siglo XX: el volcán de San Juan (1949), donde duró 47 días, y el volcán de Teneguía (1971), donde se prologó 24 días.

El semáforo de riesgo volcánico en la isla ya ha pasado de amarillo (nivel 2 de 4) a rojo (3) y se ha pedido a los ciudadanos que no hayan sido evacuados que se protejan de las cenizas, quedándose en casa.

Más sobre este tema: