sociedad Sucesos

Canarias

De la fiesta al caos, una discoteca en Tenerife termina con varios heridos tras una batalla campal a puñetazos

Una pelea en una discoteca en Tenerife ha dejado heridos de diversa consideración. La madrugada del pasado sábado fue un auténtico caos tras la batalla campal y la Policía ya investiga qué ocurrió.

Lo que parecía ser el inicio de una pelea en la zona VIP de una discoteca en Santa Cruz de Tenerife, terminó por convertirse en una auténtica batalla campal, donde volaron sillas, botellas y todo tipo de objetos. Las imágenes muestran cómo algunos jóvenes se propinaban varios puñetazos, e incluso el DJ resultó también agredido. La discoteca ha emitido un comunicado pidiendo disculpas por los graves incidentes, que pudieron acabar en tragedia.

Varios de los asistentes a la fiesta aseguran que los servicios de seguridad no actuaron correctamente y ello contribuyó a que la pelea terminara por convertirse en una auténtica batalla. El mayor de los problemas vino cuando esa trifulca acabó fuera de la discoteca, donde se incrementó. Aunque la gente que había en el interior de la discoteca ya pudo respirar más aliviada, lo cierto es que el susto fue monumental y, afortunadamente, no hubo desgracia alguna que lamentar.

La peor parte se la llevaron los heridos que estaban en el interior del recinto. Los testigos de la brutal pelea relatan cómo se vivió este suceso dentro de la discoteca: "Lo podían haber hecho de otra manera, porque, en vez de separar a las personas que estaban implicadas, lo que hicieron fue sumarse a la pelea". Los servicios de emergencias tuvieron que atender a varias personas que habían sufrido heridas de todo tipo, aunque ninguna de gravedad.

Peligro en esta clase de peleas

Las discotecas se han convertido en un auténtico foco de peleas que, cuando se producen, pueden acabar en desgracia. En este caso, puede considerarse una suerte que no hubiera víctimas mortales, dada la extrema violencia con la que se produjo la violencia, habiendo sillas, mesas y cristales volando por todas partes mientras se producía también la pelea entre algunos de los asistentes, lo cual no relajó los ánimos, sino que provocó un incremento de la tensión.

La seguridad en las discotecas se ha hecho cada vez más eficaz. El peligro a que haya reyertas como la vivida en Santa Cruz de Tenerife ha hecho que las medidas de seguridad para proteger a todos los asistentes sea más y más grande. Una de las armas que más alerta tiene a las autoridades son las navajas, muy frecuentes en estas fiestas, y capaces de provocar más de una desgracia en caso de que se produzca una pelea como la que hemos visto en Canarias.

Más sobre este tema: