sociedad

Volcán de La Palma

La erupción del volcán de La Palma entra en fase explosiva, ¿qué supone ese fenómeno?

El volcán Cumbre Vieja de La Palma ha entrado en una nueva fase más explosiva. ¿Aumenta el riesgo o peligro?

El volcán de La Palma ha entrado en una nueva fase más explosiva mientas las coladas siguen avanzando hacia el Océano Atlántico. Pero, ¿hay más peligro por esta nueva fase?

Roberto Brasero, enviado especial de Antena 3 Noticias a La Palma, asegura desde allí que llama la atención esta fase más agresiva, más explosiva, aunque los expertos aseguran que entra dentro de los previsto, de los parámetros estudiados.

"Esa fase más activa de explosiones y erupciones tendrá que ver con la mayor cantidad de humo, ya veremos si nos lo confirman los datos y de cenizas porque hoy es muy llamativo y se aprecia cómo se va extendiendo la nube de humo; casi no se ve el volcán", explica Brasero sobre cómo la nube de humo y ceniza se está propagando por las zonas cercanas a Cumbre Vieja.

¿Qué significa que el volcán entre en una nueva fase explosiva?

El volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma se encuentra en una nueva fase más explosiva, aunque los expertos señalan que se trata algo dentro de lo previsto. Tiene una actividad más intensa y se generan más explosiones.

¿Es más peligrosa esta fase?

La fase más explosiva del volcán de La Palma no implica que la erupción sea más peligrosa. Los expertos explican que estos casos el gas sale más lento y al concentrarse se producen nuevas explosiones.

En las próximas horas la lava podría extenderse y ampliar la zona afectada por la lava y el magma de la erupción volcánica. La superficie cubierta de lava crece un 50% en doce horas y las coladas de lava alcanzan las 154 hectáreas, casi 200 inmuebles dañados, de los que 65 eran viviendas y miles de vecinos evacuados de sus casas.

Sobre la emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmósfera por la nueva erupción volcánica en Cumbre Vieja, durante el martes, según el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) la cantidad de dióxido de azufre (SO2) emitido a la atmósfera por el actual proceso eruptivo en Cumbre Vieja reflejan una tasa de emisión entre las 6.140 y 11.500 toneladas diarias, asumiendo que la velocidad del viento a 3.000 metros durante el día de ayer ha estado entre los 2,2 y 4,2 metros por segundo, según datos meteorológicos de la AEMET.

Más sobre este tema: