sociedad Sucesos

Cárcel de Huelva

Una enfermera de la cárcel de Huelva acusada de querer envenenar a sus compañeros metiendo en las lentejas y la leche metadona

La acusada habría metido, presuntamente, nordiazepam y metadona en la comida de sus compañeros.

Pexels Imagen de archivo de la celda de una cárcel

Una enfermera de la cárcel de Huelva está acusada de intentar envenenar a 7 compañeros del centro penitenciario introduciendo metadona y nordiazepam en la comida del supervisor de farmacia y otros miembros del equipo médico de la prisión.

La acusada María Elena M.S.S. se enfrenta a una petición de 6 años y 6 meses por un delito contra la salud pública y 4 años por cada uno de los 8 delitos de lesiones dolosas y a indemnizaciones que van desde los 13.000 euros a los 17.941 euros para 5 de las víctimas.

Según publica Diario de Sevilla la acusación particular considera que María Elena "tenía un enfrentamiento personal" con el supervisor de farmacia ya que ella también había solicitado el puesto y esta situación había provocado ya antes "públicos enfrentamientos".

En el centro de trabajo hay una sala de descanso con un frigorífico en el que todos guardaban la comida que llevaban y además un grupo de funcionarios tenía un fondo común para leche, café, azúcar en el que María Elena no participaba.

El escrito de acusación señala que el pasado mes de septiembre "sabiendo que prestaba servicio de guardia de 24 horas introdujo metadona y nordiazepam" en la comida del supervisor. Dicha persona acabó siendo trasladado al Hospital de la Luz. Esta situación se habría repetido un mes después cuando el susodicho tuvo que volver al centro hospitalario con vértigos y mareos.

Según las mismas fuentes también noviembre la acusada habría metido en las lentejas de otros compañeros nordiazepam y metadona que finalizaron la guardia con náuseas y mareos.

El escrito de acusación indica que el supuesto envenenamiento masivo se produjo el 15 de noviembre cuando María Elena M. S. S. mezcló la leche y el café de la sala común con metadona, nordiazepam y pregabalina. Todos los que bebieron ese café tuvieron vómitos y mareos y decidieron hacerse una prueba de tóxicos. El test multidroga dio positivo en metadona para todos.

Los días previos a las intoxicaciones la acusada estaba de guardia.

Más sobre este tema: