sociedad Sucesos

COVID-19

Continúa el debate sobre si la vacuna contra el coronavirus debe ser obligatoria, en España es poco probable que se imponga

Países como Alemania, Austria e Italia ya han impuesto la vacunación obligatoria a determinadas franjas de edad o toda la población. El debate sobre si la vacuna debe ser obligatoria continúa estando presente en la sociedad.

En pleno ascenso mundial de contagios, continúa el debate sobre si debe ser o no obligatoria la vacuna contra el coronavirus. Austria fue el primer país en imponerla y Alemania siguió su camino, una medida que fue aplaudida por unos y muy criticada por otros, considerando que no se debía obligar a ninguna persona a vacunarse si no lo quisiera.

El último país que ha decidido seguir esta drástica medida ha sido Italia, que la ha impuesto para las personas mayores de 50 años. La medida no entrará en vigor hasta el próximo 15 de febrero, por lo que hay una posibilidad, aunque muy pequeña, de que se pueda presentar un recurso de apelación ante los tribunales para que no sea efectiva.

El debate permanece porque son muchos los países que consideran esta medida, pero sus respectivas Constituciones marcan determinados límites que, en ocasiones, harían imposible la decisión de imponer la vacuna de forma obligatoria. Es el caso de España, donde incluso se llegaron a declarar inconstitucionales los estados de alarma aprobados por el Gobierno tras un recurso presentado por Vox.

La polémica continúa con Djokovic

Uno de los sucesos más destacados que está teniendo lugar en las últimas horas es la retención de Novak Djokovic, tenista número 1 del mundo, en Australia, puesto que se encontraba allí para disputar el Open, pero se ha frenado su entrada en el país al no estar vacunado, lo que ha provocado un gran conflicto entre la propia Australia y Serbia, país natal de Djokovic.

El asunto ha sido objetivo de controversia, puesto que Djokovic alega su derecho a no vacunarse. Australia asegura que respeta su derecho, pero justifica que no tiene por qué cambiar sus normas con nadie, aunque se trate del tenista más famoso del mundo. El padre de Djokovic avisa con movilizar a la gente en las calles si no se rectifica esta decisión.

Por lo pronto, la polémica continúa servida. Nadie cede en sus posturas y ahí es donde está el problema. Mientras hay quienes piden el respeto a no vacunarse, como es el caso de Novak Djokovic, están aquellos que solicitan una vacunación obligatoria para atajar a este problema que está polarizando cada vez más a la sociedad mundial.

Consulta en nuestra herramienta CuentaVacunas cómo avanza la campaña de vacunación contra el coronavirus en España y el resto del mundo.

Más sobre este tema: