SucesossociedadQué plantar mayo 2024Cómo renovar pasaporteNoticias última horaCalendario lunar mayo 2024Día cobro paro mayo 2024

Cruceros

El fantasma de la 'turismofobia' vuelve a Barcelona: así engañan los vecinos a los visitantes

Vuelve el debate sobre la masificación turística ante la llegada, este fin de semana, de quince cruceros al puerto de Barcelona: ocho el viernes, tres el sábado y cuatro el domingo. Si fueran llenos sumarían 47.000 pasajeros. El fantasma de la 'turismofobia' vuelve a despertarse.

Miles de cruceristas llegan a Barcelona estos días. Empieza la temporada alta del sector y algunos vecinos ya ponen el grito en el cielo ante esta llegada masiva de visitantes. Piden que se controle de algún modo el número de cruceros y que se limite la llegada de estos buques. Aseguran que colapsan el centro de la ciudad condal, las zonas más turísticas se vuelven intransitables y les impiden llevar una vida normal.

Este mes de abril está previsto que unos 80 cruceros atraquen en el puerto de Barcelona. Cifras que muestran una completa recuperación del sector después de la pandemia, pero que presentan una doble cara. Solo el año pasado visitaron la ciudad casi 10 millones de personas y las previsiones se multiplicarán este verano.

Según un estudio de la Universidad de Barcelona, si se recuperan los niveles de turismo de 2019 se estima que el 4,1% de los visitantes de Barcelona en 2023 provendrán del turismo de cruceros.

Vuelve la 'turismofobia'

Todo esto está despertando, otra vez, el fantasma de la 'turismofobia'. De hecho, en la zona próxima al Parque Güell han aparecido carteles con falsas indicaciones para turistas. Al salir de la estación de metro los visitantes encuentran carteles tachados para confundirlos. En esas indicaciones, manipuladas con un spray, se indica que el parque está en dirección contraria a la correcta.

Algunos vecinos están indignados con los que "juegan a despistar a los turistas con estas pintadas". Aseguran que cada día un reguero de visitantes llena sus calles, pero que se trata de una zona turística y que no hay que "engañar así" a los viajeros. Así, aseguran que "son unos desalmados" los que utilizan estas maniobras contra los turistas.

Más sobre este tema:

Cargando...