EN el Parque de la Pegaso

Quejas entre los vecinos de Barcelona por un tobogán de acero con forma de pulpo: quema demasiado cuando le da el sol

dy>

El Ayuntamiento de Barcelona realizará ajustes en el tobogán después de que algunos usuarios se hayan quejado por la temperatura que alcanza cuando le da el sol.

El pasado viernes, el Parque de la Pegaso de Barcelona, inauguró un tobogán con forma de pulpo que prometía ser la atracción en la que todo niño desearía montar. Pero días después, las quejas han sido las protagonistas porque, al estar fabricado con metal, quema cuando le da el sol.

Este pulpo gigante de 8 patas convertidas en toboganes no convence a los usuarios ya que la estructura de hierro no es compatible con las altas temperaturas. Además son muchos niños los que se han quejado de que no resbala.

Padres y abuelos han pedido una solución al Ayuntamiento que, ante las críticas ha decidido colocar unos toldos para que se pueda utilizar en los días de más calor. Además en otoño plantarán árboles que le puedan dar sombra.

El teniente de alcalde Jaume Collboni ha recordado a preguntas de los medios este lunes que el Ayuntamiento ha impulsado un programa para crear espacios de ocio infantil innovadores, y precisamente estas innovaciones pueden implicar problemas de uso que requieran ajustes que "se pueden solucionar".

Más sobre este tema: