sociedad Sucesos

Asesinato Lardero

El juez que condenó en los años 90 al detenido por el asesinato del niño en Lardero: "Siento impotencia y rabia"

La conmoción que ha provocado el asesinato del niño de 9 años en Lardero es inmensa. El juez que le condenó hace más de 20 años asegura que la forma de actuar ha sido la misma que en el pasado.

El presunto asesino de un niño de 9 años en Lardero, La Rioja, salió de la cárcel en 2020 tras cumplir más de 20 años de condena por el asesinato y agresión sexual a una joven hace 23 años, y además fue sentenciado en 1993 por otra agresión sexual.

Victoria de Pablo Dávila, abogada de la asociación Clara Campoamor, describe al detenido como "frío, cínico y rencoroso". La abogada estuvo presente en el juicio en el que fue condenado a 30 años de cárcel por asesinar y agredir sexualmente a una joven. Los vecinos de la zona lo catalogan como un "psicópata de libro". Desde un primer momento han manifestado que estaban seguros que no se había rehabilitado.

Alfonso Santiesteban, el juez que le condenó en 1993 asegura sentir "rabia e impotencia". Durante aquel juicio, Almeida mostró una actitud muy fría. Los forenses dijeron que el acusado no tenía ninguna anomalía psíquica, y tras ser condenado se sometió de manera voluntaria a tratamiento penitenciario. "Es un estudio científico de la personalidad del condenado con la intencionalidad de cambiarla", explica el juez.

La Policía Judicial de La Guardia Civil en La Rioja continúa este sábado la instrucción de las diligencias. La Unidad Orgánica de Policía Judicial y agentes del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil en La Rioja acudieron este viernes a la vivienda del detenido, situada en el número 5 de la calle Río Linares, para llevar a cabo una minuciosa inspección, que se prolongó entre las 16:00 y las 20:15 horas.

Cómo sucedieron los hechos

Este jueves, el 112 recibía una señal de alerta por desaparición de un menor en un municipio de La Rioja. Una niña de 11 años alertó de lo sucedido a los adultos e indicó dónde vivía el hombre. Uno de los padres de los niños que estaban en la fiesta familiar subió al domicilio del detenido, llamó a la puerta y, cuando le abrieron, vio a un hombre con Álex en brazos y le dijo que se había "desmayado". Los servicios sanitarios no pudieron reanimar al niño, que estaba en estado muy grave e inconsciente.

El niño, quien estaba disfrazado de "la niña del exorcista" para celebrar Halloween, se encontraba en una fiesta familiar que se celebraba en un local junto al parque, al que salió para jugar con unos amigos y donde el detenido, con engaño, se lo llevó a su casa, situado en las inmediaciones.

Más sobre este tema: