Salud Coronavirus

Coronavirus

¿Por qué estamos en una séptima ola del coronavirus? Síntomas de las nuevas variantes

Estos son los síntomas más comunes de las nuevas variantes del coronavirus, causantes de contagios de coronavirus en España.

Se disparan los contagios de coronavirus en España justo cuando empiezan las vacaciones. Sanidad llama a la prudencia ante un repunte que llega a pocos días de las fiestas del Orgullo o los Sanfermines y recomienda el uso de mascarilla para proteger a los mayores. La responsable de Sanidad ha hecho una llamada a la utilización de las medidas de protección al recordar que, "en este tiempo hemos aprendido a mantener el virus a raya", mientras ha vuelto a subrayar que el incremento de la incidencia se debe a los nuevos sublinajes de ómicron.

Los responsables del aumento de los casos parecen ser los dos sublinajes de Ómicron, la BA.4 y BA.5. Son más contagiosas y además tienen capacidad para evadir la inmunidad de las vacunas. Los últimos estudios indican que estas subvariantes atacan más al aparato digestivo.

En cifras, España ha rebasado el umbral de los 10.000 ingresados covid (10.249), cifra solo comparable con mediados de febrero, cuando descendía la curva epidemiológica de la sexta ola. Aunque en ese momento las unidades de cuidados intensivos tenían más de 1.300 críticos y ahora 449, por lo que la gravedad de los casos se ha reducido.

Desde el 10 de junio la incidencia ha escalado de los 589 casos por cada 100.000 habitantes a los 996 actuales y la ocupación hospitalaria lo ha hecho desde el 5,5 % hasta el 8,3 % actual, mientras que en las unidades de cuidados intensivos han subido del 3,8 % al 5 %. Hay dos comunidades donde esa cifra se dispara. Madrid, con 1.650 casos por cada 100.000 habitantes, y La Rioja, con 1.589.

¿Cuarta dosis?

Hasta la fecha, la tercera dosis o de refuerzo se ha inoculado a algo más de 25.400.000 ciudadanos (53 % de la población), con una carencia de esta cobertura en franjas de edad por debajo de los 50 años, cuyo porcentaje de inoculación no llega ni al 50 %, como ocurre con los treintañeros o veinteañeros.

Más sobre este tema: