Mundo Guerra Rusia Ucrania

Rusia

Vicente Vallés analiza la tensa situación en la frontera de Rusia y las consecuencias para Ucrania

Alrededor de 100.000 soldados rusos están en la frontera de Rusia y crece la tensión en la zona.

El despliegue de tropas rusas cerca de la frontera de Ucrania hace temer un intento de invasión. Moscú es el principal valedor de los separatistas que se hicieron hace casi ocho años con el control de la región del Donbás.

Además, en 2014 se anexionó la península de Crimea (territorio de Ucrania) en un movimiento cuya legitimidad no reconoce Occidente. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha visitado en numerosas ocasiones esta península para dejar claro que ahora es él quien la controla.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos inicialmente en septiembre de 2014, estaban llamados a poner fin al conflicto en el este de Ucrania, pero a día de hoy siguen sin haber surtido efecto y las partes firmantes se cruzan constantes reproches sobre supuestos incumplimientos.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, se dirige a la nación: "No entren ustedes en pánico, mantengan ante todo la cabeza fría. Tengan confianza en ustedes mismos, en Ucrania y en su Ejército".

Crece la tensión por Ucrania. Las cifras de soldados rusos en la frontera rondan los 100.000. Putin quieren que le prometan que Ucrania no ingresará en la OTAN. "Rusia considera que es su zona de influencia vital", explica Carmen Claudín, investigadora sénior CIDOB. Añade que lo consideran una cuestión "de vida o muerte" para Rusia.

Más sobre este tema: