Mundo Guerra Rusia Ucrania

Conflicto Rusia Ucrania

Rusia desplaza camiones militares con misiles hacia su base de Crimea

Rusia continúa haciendo movimientos y esta vez ha decidido enviar misiles a sus bases de la península de Crimea.

Ucrania amanece esperando el próximo movimiento de Vladimir Putin y despierta en la calma tensa habitual desde que empezó la crisis. El Gobierno ruso respondió ayer a la carta en que la OTAN y Estados Unidos respondían a sus peticiones y desde el Kremlin aseguraron que no había muchos motivos para el optimismo, aunque dejaron la puerta abierta al diálogo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, hablará este viernes con Putin, siendo el primer líder europeo que lo hace desde que estalló el conflicto. A la espera de que se produzca esa reunión, Rusia sigue haciendo movimientos dentro de sus fronteras. En las últimas horas, camiones militares rusos se han desplazado hasta la base de Sebastopol, en Crimea, que transportan misiles.

Putin se toma su tiempo para responder a los documentos enviados por Estados Unidos y por la OTAN, pero no en movilizar más armamento y más tropas.

Estados Unidos pide ayuda a China

Tras el envío de una carta a Rusia respondiendo a las exigencias de Putin por parte de Estados Unidos y la OTAN, China apareció como un nuevo agente en el conflicto. Los asiáticos, tradicionales aliados de sus vecinos rusos, llamaron la atención ayer de Estados Unidos pidiendo respetar "las legítimas preocupaciones" de Moscú.

Tras este movimiento, la administración Biden ha respondido y le pedido a China que aproveche su "influencia" para enfriar el conflicto de Occidente con Rusia. Por su parte, el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, ha criticado la "expansión" de la OTAN y ha pedido a todos los agentes "calma y contención".

Más sobre este tema: