Mundo Guerra Rusia Ucrania

Islas Azores

La Policía Nacional intercepta un velero con 2.500 kilos de cocaína en las Islas Azores

Se trata de una macrooperación antidroga conjunta entre la Policía Nacional y la Agencia Tributaria.

La Policía Nacional han interceptado una embarcación que portaba 2.500 kilos de cocaína al norte de las Islas Azores. Se trata de una operación antidroga en la que también ha colaborado una dotación de asalto del buque Petrel de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

La macrooperación, denominada Midas-Ballestrinque, ha permitido desarticular una organización afincada en el área de la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar. Asimismo, los agentes han logrado detener a los dos tripulantes de la embarcación y a otras tres personas que pertenecían a la banda, entre las que se encuentra el líder, en las localidades malagueñas de Mijas y Fuengirola.

Macrooperación antidroga

La investigación comenzó a finales del pasado 2019 tras descubrirse la vinculación de varias personas, previamente investigadas, con el transporte marítimo de cocaína a través de embarcaciones.

Gracias a ello, también se descubrió la existencia de una organización criminal que operaba en el Campo de Gibraltar y Costa del Sol. Dicha organización estaba siendo investigada por la Agencia Tributaria, lo que llevó a establecer una operación conjunta en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Averías en la embarcación

El barco que utilizaba la organización para realizar los transportes de mercancía se averió. Tras ello, la propia banda adquirió un nuevo velero en las Islas Canarias que partió hacia el Caribe.

Con el nuevo barco operativo, los narcotraficantes cargaron la cocaína y se disponían a iniciar la ruta de regreso para introducir la mercancía en España. Fue de esta forma que se solicitó autorización a Alemania, país de abanderamiento de la embarcación sospechosa, para su abordaje antes de que pudieran trasbordar la droga.

Según confirman fuentes policiales, las condiciones meteorológicas dificultaron el momento del abordaje, que tuvo que retrasarse porque el Atlántico Norte estaba afectado por el huracán Sam, de categoría 4 y con olas de más de 9 metros.

Más sobre este tema: