Mundo Guerra Rusia Ucrania

Guerra Rusia-Ucrania

Las imágenes que confirmarían los crímenes de guerra en Bucha

Los vídeos obtenidos por The New York Times muestran cómo los paracaidistas rusos ejecutaron al menos a 8 hombres ucranianos en Bucha, como un posible crimen de guerra.

El diario The New York Times publica unas nuevas imágenes satelitales que aparentemente contradicen la versión rusa de la matanza en Bucha, ciudad ucraniana donde aparecieron decenas de cadáveres de civiles, algunos maniatados o en fosas comunes.

Rusia niega que sus soldados hayan ejecutado civiles antes de su retirada en Bucha. El embajador ruso, Vasili Nebenzia aseguraba ante la ONU que sus soldados abandonaron esa ciudad y solo días después aparecieron los cadáveres en las calles. "Fue un montaje", dijo en rueda de prensa.

The New York Times publica unas imágenes grabadas el 4 d marzo por una cámara de seguridad y un testigo en una casa cercana, son la prueba más clara hasta el momento de que los hombres se encontraban en custodia de tropas rusas minutos antes de ser ejecutados.

Un video de dron filmado un día después, el 5 de marzo, y obtenido también por el Times, es la primera prueba visual que confirma los relatos de los testigos. Mostraba los cadáveres tendidos en el suelo junto al edificio de oficinas en la calle Yablunska 144 mientras dos soldados rusos hacían guardia a su costado.

Una fotografía de los cuerpos de los hombres ejecutados tendidos en un patio, algunos con las manos atadas, formaba parte de una serie de imágenes que recibieron la atención mundial a principios de abril tras la retirada de las fuerzas rusas de Bucha. Los dirigentes rusos al más alto nivel han negado repetidamente haber actuado mal en Bucha y han calificado las imágenes de "provocación y falsas".

Las autoridades ucranianas temen que haya sucedido lo mismo en otras regiones con zonas residenciales, y que haya cientos de civiles asesinados sin descubrir aún: "Investigamos sus atrocidades, localizamos las víctimas, las identificamos, entrevistamos testigos y documentamos los hechos", señala Alla Pustova, capitana de la policía ucraniana en la ciudad de Makariv.

Más sobre este tema: