España Madrid Cataluña

PP Madrid

José Luis Martínez-Almeida, sobre su relación con Isabel Díaz Ayuso: "A mí no me tiene bloqueado en WhatsApp"

El alcalde de Madrid ha bromeado con estas palabras al ser preguntado por la lucha que él y la dirección nacional del PP mantienen con Ayuso por hacerse con el control del partido en la región.

Fiel a su estilo, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha bromeado sobre la relación que mantiene con la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en plena guerra entre Sol y Génova por ver quién se hace con el control del PP en la región. La dirección nacional no quiere a Ayuso, y prefiere para ese puesto al propio a Almeida o a un tercer nombre.

El alcalde, en cualquier caso, ha querido rebajar la tensión de los últimos días asegurando que su relación con la presidenta "es buena". "He quedado con ella para hablar hoy, a mí no me tiene bloqueado en WhatsApp", ha dicho en referencia a la decisión de Ayuso de bloquear en dicha aplicación a Teodoro García Egea, secretario general del partido.

"Lo mejor para Madrid"

La presidenta de la comunidad ha reconocido poco después el gesto del regidor. "Quiero reivindicar la unidad que hacemos tanto el alcalde como yo desde nuestras distintas administraciones y buscando siempre lo mejor para Madrid".

"Las dos administraciones estamos trabajando en los momentos más difíciles para Madrid, estamos centrados en ello, estamos dando tranquilidad y estabilidad a estas instituciones, el Ayuntamiento y la Comunidad", ha insistido.

Ambos han coincidido en la catedral de la Almudena, donde se celebra una misa en honor de la Virgen del mismo nombre, patrona de la ciudad.

Una guerra "que no toca"

La lucha que libran Isabel Díaz Ayuso y la dirección nacional del PP por el control del partido en Madrid ha creado estupor entre los miembros de la formación, que no entienden la apertura de una guerra que "no toca" en un momento en el que tanto Pablo Casado como la dirigente autonómica tienen todo de cara.

El aparente conflicto a causa de la celebración del congreso autonómico para elegir al nuevo líder del partido en Madrid se debe a la fecha del cónclave, que Ayuso quiere sea "cuanto antes" frente a las pretensiones de Génova de que tenga lugar en el primer semestre de 2022.

El argumento de Ayuso es que los candidatos a alcalde que elija la nueva dirección tengan tiempo de asentarse antes de las elecciones de 2023, mientras que la dirección nacional mantiene la postura de que no es el momento de este debate.

Más sobre este tema: