Economía Vivienda Pensiones Empleo

Alquiler

A la venta en Idealista un ático de 60 m2 en Barcelona por 72.800 euros en el que vivirá un hombre de 71 años hasta que muera

Aumenta la venta de viviendas con inquilinos mayores de 70 años. Son los llamados pisos en nuda propiedad y el único requisito de que hasta que no se mueran no puedes entrar a vivir.

Aumenta la venta de viviendas en nuda propiedad, o lo que es lo mismo: comprar una casa que no podrás disfrutar ni revender, ni alquilar hasta que la persona que vive dentro fallezca.

Un ejemplo de ello es este anuncio de Idealista: un ático de 60 metros cuadrados en Barcelona con una gran terraza de 25 metros cuadrados y muy luminosa. El piso, que incluye dos plazas de garaje, está tasado en 255.000 euros pero se vende por 72.800 euros. Una gran diferencia de precio que tiene truco. Dentro reside un señor de 71 años, el usufructuario de esa vivienda. Él vive dentro y lo seguirá haciendo hasta que fallezca. Esta operación además incluye el pago de 500 euros al mes al inquilino durante 16 años. Si el hombre fallece antes, ya puedes entrar en la vivienda, si pasan los 16 años y no ha muerto, dejas de pagarle los 500 euros.

¿Cuál es el perfil del comprador de viviendas en nuda propiedad?

Según Carlos Martínez, Presidente de Grupo Retiro en Madrid, estas operaciones de nuda propiedad han aumentado un 25% en el último año. El perfil del inversor son pequeñas empresas, particulares ahorradores y todo tipo de inversores pequeños.

La empresa que preside Carlos acaba de cerrar una de estas operaciones. Antonio y su marido, tienen 75 años, ambos eran propietarios de un piso cerca de el parque del Retiro, una de las zonas más cotizadas de Madrid. El matrimonio ha vendido su casa por la mitad de su valor real, eso sí, pueden seguir viviendo y el nuevo propietario no puede entrar a la casa hasta que los dos ya no estén vivos.

Antonio asegura que se ha informado mucho antes de dar el paso, pero está contento y dice que merece la pena. Dice que tanto él como su marido tienen una pensión muy baja y otra casa en París, les gusta viajar y ahora pueden hacerlo con ese dinero extra que les ha dado esta operación.

La nuda propiedad es una nuevo forma de vender, otra forma de comprar en la que las dos partes dicen salen ganando.

Más sobre este tema: