Economía Vivienda Pensiones Empleo

ERTE

Sindicatos y empresarios rechazan los nuevos ERTE planteados por el Gobierno

Los agentes sociales consideran que la propuesta del Ejecutivo es "demasiado compleja" y están en contra de varios puntos del texto.

Los sindicatos y la patronal han rechazado este miércoles la propuesta que les ha presentado el Gobierno sobre los nuevos ERTE, el llamado modelo RED, una fórmula no ha gustado a los agentes sociales y así se lo han trasladado al Ejecutivo en la reunión de la mesa de diálogo social que aborda la modernización del mercado laboral.

El 'Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo' permitirá a las empresas reducir durante un tiempo la jornada o suspender los contratos de sus trabajadores, como en los ERTE, con beneficios en cotizaciones y prestaciones siempre que se den determinadas circunstancias.

Un borrador "farragoso y complejo"

Según han informado fuentes sindicales, durante la reunión que ha celebrado este miércoles la mesa de reforma laboral, los agentes sociales en pleno se han opuesto a la propuesta que les había presentado previamente el Gobierno sobre el Mecanismo RED, entre otras razones por considerar que el texto es "farragoso, complejo y difícil de interpretar".

"Le hemos pedido al Gobierno que reconsidere su propuesta, que en este caso sólo ha servido para ralentizar este proceso, en el que deberíamos ser más ágiles para llegar a un acuerdo", han indicado fuentes de UGT, que echan en falta un "compromiso claro" de mantenimiento del empleo para las empresas que recurran a los nuevos ERTE, cosa que, a su juicio, sí se tiene ahora en la legislación sobre los ERTE de pandemia.

Los sindicatos dicen 'no' a la mochila austriaca

El sindicato ha pedido al Gobierno una mayor intervención, control y seguimiento de las organizaciones sindicales tanto en la negociación del ERTE como en la fase de ejecución, y aunque ve adecuado trasladar a la legislación laboral ordinaria un diseño similar al de los ERTE Covid, "no comparte que se quiera regular situaciones estructurales con mecanismos coyunturales".

"Nos oponemos a cualquier intento de introducir, aunque sea tímidamente, la mochila austriaca, porque entendemos que abarata el despido (...) Nos oponemos a que esto pudiera ser una antesala del despido (...) Ante procesos de reconversión generalizada, las decisiones del Consejo de Ministros deberían venir acompañadas de un proceso previo de negociación, en el que estemos los agentes sociales", subrayan las fuentes de UGT.

Más sobre este tema: