economia

Innovación y solidaridad

De hacer prácticas con Dabiz Muñoz a servir desayunos gratis a domicilio a confinados por coronavirus

Un bar de Randufe en Pontevedra ha decidido ofrece desayuno gratuito en la puerta de casa a las personas confinadas por el coronavirus. Adrián Vila -que hizo prácticas en DiverXo con Dabiz Muñoz, innova en el negocio familiar en el que todos ponen su granito de arena.

La pandemia del coronavirus hizo que Adrián Vila decidiese innovar en el negocio familiar. A principios de 2021 vio una necesidad en su entorno, servir a domicilio ya que muchos familiares y amigos tenían que estar confinados con coronavirus o guardando una cuarentena. “En el bar siempre hay gente que comenta, y como no es ningún secreto, te acabas enterando de quién está confinado”, nos dice el actual gerente. Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña, y así hicieron en Bar Pancho.

Contactan con los confinados para ofrecerles su servicios

Contactan con ellos para ofrecerles un desayuno gratuito en la puerta de casa. Este servicio es habitual en las ciudades pero no acostumbramos a encontrarlo en un bar de pueblo. “Contactamos con ellos por redes sociales para ofrecerles un desayuno completo gratis a domicilio”. Un gesto más de solidaridad en medio de esta pandemia. Generalmente el desayuno consta de café, tostadas y zumo, aunque siempre preguntan primero si el/la confinado/a es alérgico a algo.

Tres generaciones al servicio del negocio familiar

Manuel Alfaya “Pancho” y su mujer Maruja Pérez abrieron su negocio hace 35 años. Fue en los años 80 y era el centro de reuniones de todos los vecinos de Randufe, un pueblo de unos 2.800 habitantes próximo al ayuntamiento de Tuy (Pontevedra). “Bar Pancho” pasó luego a su hija, Ana María Alfaya, que continuó el legado de su padre tal y como éste había iniciado. Y para seguir con la tradición, ahora el local está en manos de su nieto, Adrián Vila, que es la tercera generación que consigue mantener vivo este negocio, pero con un toque innovador, desayunos a domicilio. Por el momento no tienen servicio para llevar, solo lo hacen de forma puntual con los/as confinados/as pero nos indican que en breves empezarán también a repartir. En principio cuentan hacerlo con una pequeña empresa de la comarca Roombo, que se encarga de colaborar con los establecimientos para reparto a domicilio. Una versión reducida de las grandes empresas que podemos encontrar en las grandes ciudades.

De hacer prácticas con Dabiz Muñoz a innovar en su propio bar

De nuevo una muestra de colaboración con empresas que nacen para dar servicio al rural y abastecer las necesidades de los núcleos más pequeños. Aunque no descartan tampoco la posibilidad de aumentar la plantilla y hacerlo ellos mismos. Adrián es barista e hizo prácticas en el restaurante DiverXo de Dabiz Muñoz. Con sus conocimientos en el mundo de la hostelería, decidió apostar por el negocio familiar que inició su abuelo, ya que es de esos jóvenes que apuesta por el rural. Decidió complementar el nombre de Bar Pancho con 3.0 ya que dice que son "gente joven, con ganas de hacer una revolución en el pueblo". Nos lo cuenta ilusionado y haciendo hincapié en que su motivación cada día es "sacar una sonrisa a todo el mundo". Ana Alfaya es la fundadora, cocinera y gerente que lleva viendo crecer este bar desde su nacimiento.

Telmo Alfaya es el "manitas" que ayuda a tener todo a punto día a día. Adrián Vila es barista y gerente del nuevo 3.0. Carolina Alfaya y Patricia González son las camareras que atienden y sirven siempre "con una sonrisa, energía y positividad que debe contagiarse en estos tiempos que corren". Y Elisa Alfaya se encarga de hacer las tostadas "más ricas y bonitas de toda la redonda" y cuya energía da el toque de positivismo y color a esta iniciativa. Entre tanto Alfaya es fácil deducir que "todo queda na casa", como dicen los gallegos, y esta empresa sigue siendo familiar al 100%. Y qué orgulloso está Pancho (y también Maruja, ya desde el cielo) de ver cada día como sus hijas y nietas/o mantienen con tanto cariño la semilla que ellos plantaron en su día.

Más sobre este tema: