Economía Vivienda Pensiones Empleo

OCDE

La paradoja española: el país con más paro de la OCDE a pesar de que haya miles de puestos de trabajo sin cubrir

Nuestro país encabeza la tasa de desempleo de la OCDE con un porcentaje del 14,6% en el mes de septiembre.

España es el país con más paro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuya tasa de desempleo se situó el pasado mes de septiembre en el 14,6%. La tasa de la OCDE se encuentra en el 5,8%, dos décimas por debajo de la lectura del mes anterior, siendo nuestro país el que peores datos registra.

La tasa de desempleo mensual en la zona de la OCDE cayó por quinto mes consecutivo en septiembre de 2021 y se sitúa 0,5 puntos porcentuales por encima de la tasa previa a la pandemia de coronavirus observada en febrero de 2020.

El número de personas en paro en el área de la OCDE siguió cayendo en septiembre de 2021, cuando se redujo en 1,1 millones de parados, hasta los 38,7 millones, una cifra aún 3,3 millones por encima del nivel de febrero de 2020.

Países con mayores tasas de desempleo de la OCDE

Las mayores tasas de desempleo de la OCDE en septiembre se registraron en España, con un 14,6%, encabezando esta lista. Por delante de nuestro país se encuentra Grecia, con un 13,3%, y de Colombia, con un 12,7%.

Por el contrario, las mejores tasas de paro se han registrado en la República Checa, con un 2,6% y en Japón, con un 2,8%.

En cuanto al desempleo entre los menores de 25 años, la tasa de paro de la OCDE se situó en el 12,1%, tres décimas menos que en agosto, con España (30,6%) e Italia (29,8%) como los países con mayor desempleo juvenil, mientras que Japón (4,2%) y Corea del Sur (6%) registraban los mejores datos.

Faltan trabajadores en nuestro país

Estos datos de la OCDE llaman la atención especialmente porque en nuestro país hay miles de puestos de trabajo sin cubrir. Los jóvenes son los que más buscan empleo pero, sin embargo, entre los que más alta está la tasa de paro.

En la construcción, por ejemplo, necesitan 700.000 trabajadores y este no es el único sector: faltan conductores y mano de obra. El problema, dicen los sindicatos, se debe "a la mala calidad de las ofertas de trabajo y de las condiciones".

Más sobre este tema: