PUEDEN CON TODO

El rescate más difícil para los bomberos de Asturias: "Que el niño fuera capaz de oír las voces es algo impresionante"

dy>

Durísimo rescate de los bomberos en los Picos de Europa a un holandés en una chimenea que se encontraba a sólo 20 metros de las hélices. El rescate comenzó gracias a un niño de diez años que se percató del montañero, que utilizaba audífonos.

Los bomberos de Asturias realizaron un rescate de extrema dificultad. El holandés herido se encontraba a 56 metros del helicóptero, cuyas hélices estaban a 20 metros de las paredes de la chimenea.

Cuando ya volvían para repostar, "vieron una luz que se movía", contó Roberto García, bombero rescatador, que cree que el niño fuera capaz de oír esas voces "es una ayuda tremenda, es impresionante".

Por otra parte, Alfonso Vega, piloto bombero del helicóptero, aseguró que en ese momento el gruista pasa a ser sus ojos. "Tengo plena confianza, solo puedo hacer lo que me digan".

Fernando Iglesias, el médico rescatador, una vez vio que no estaba grave, consideró que la dificultad era salir de la chimenea "con un helicóptero que se tuvo que ir a por combustible". Además, afirmó que estaba un poco inquieto. "Había que sacarlos de ahí, y había que tener cuidado en no golpearse con la pared para sacar a la víctima sin riesgo a que aumente sus lesiones", dijo Iglesias.

Los familiares celebraron su rescate a gritos de, "ya lo tienen enganchado, están tirando para arriba, mira, mira, mira...qué guay, qué guay!".

También te puede interesar...

Un niño de 10 años salva la vida a un montañero en los Picos de Europa: "No era el camino por el que había que ir"

Más sobre este tema: