Deportes Fútbol Baloncesto Motor Tenis Ciclismo

Mutua Madrid Open (6-3, 6-1)

Alcaraz pone la guinda a una semana de ensueño y ya es el nuevo rey de Madrid

El tenista de El Palmar superó con cierta comodidad a Zverev, dos veces campeón aquí, y levanta por primera vez el Mutua Madrid Open ante 12.000 almas entregadas al murciano. 2º título de Masters 1.000 y 5º ATP de su carrera.

No es un sueño, están leyendo bien, Carlos Alcaraz, el niño que ha pasado a ser el hombre de moda del tenis, se ha proclamado campeón del Mutua Madrid Open tras vencer en apenas 1 hora al alemán Zverev por 6-3 y 6-1 en una final desigual en la que el murciano arrasó al dos veces campeón en Madrid.

El 'matagigantes' Alcaraz arrancó su primera final en el Mutua Madrid Open como si llevara 15 en su espalda, sin titubear, sin nervios, sin errores no forzados, dominando con su servicio (ganó los dos primeros en blanco) y asomando el colmillo al resto con las primeras bolas de break.

A la segunda bola de break el murciano no perdonó, y hubiera tenido varias más porque dominaba 0-40. El español, sin echarse a sudar, se llevó la primera manga como si de un partido de primera ronda ante el 200º del mundo se tratara, está hecho de otra pasta.

Alcaraz, nuevo rey de Madrid

Zverev estuvo completamente perdido en la final, sin opción alguna de competir con su rival, infinitamente superior en la hora que duró el partido. Carlos volvió a ser indomable en el día de hoy, en 3 días ha ganado al 1º, 3º y 4º mejor jugador del mundo, y é será el 7º del ATP este mismo lunes.

El niño prodigio de El Palmar suma a sus 19 años recién cumplidos otro título más a un palmarés que no deja de crecer: Umag 250, Río de Janeiro 500, Masters 1.000 de Miami, Conde de Godó 500 y Masters 1.000 de Madrid (el más joven en conseguirlo). 5 títulos ATP en 5 finales.

Semana inolvidable a la vez que histórica para Charlie, que crece a una velocidad nunca vista antes en el tenis y casi en el deporte. No se pone techo y su nombre ocupará portadas de los principales periódicos del mundo. No hay otro como él.

Más sobre este tema: