Deportes Fútbol Baloncesto Motor Tenis Ciclismo

Novak Djokovic

Australia cancela el visado de Novak Djokovic por segunda vez

El gobierno australiano ha decidido denegar el visado del tenista ya que al no estar vacunado puede representar un riesgo para la comunidad.

El gobierno australiano ha cancelado el visado de Novak Djokovic por segunda vez, asegurando que el tenista número uno del mundo, que no está vacunado contra el COVID-19, puede representar un riesgo para la comunidad.

El ministro de Inmigración, Alex Hawke, ha anunciado la cancelación nuevamente de la visa de Djokovic, después de que un tribunal anulase una revocación anterior y lo liberase de la detención de inmigrantes el lunes. "Hoy ejercí mi poder bajo la sección 133C (3) de la Ley de Migración para cancelar la visa que tenía el señor Novak Djokovic por motivos de salud y buen orden, sobre la base de que era de interés público hacerlo", dijo Hawke en una declaración.

Según apuntó el ministro de Inmigración del país, Alex Hawke, la decisión se ha tomado "por motivos de salud y de buen orden, sobre la base de que era de interés público hacerlo".

"Al tomar esta decisión, consideré cuidadosamente la información que me proporcionó el Departamento de Interior, la Fuerza Fronteriza de Australia y el Sr. Djokovic", admitió en un comunicado.

Djokovic llegó el pasado 5 de enero a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar en el Abierto de Australia sin estar vacunado contra el coronavirus. Sin embargo, las autoridades de Aduanas le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta el fallo judicial a favor del tenista.

Anunció que tenía una exención médica para volar a la capital de Victoria el 4 de enero. Se trataba de un viaje con escala, que se alargó 20 horas y donde fue ajeno a la polémica que suscitó entre la ciudadanía australiana su entrada en el país sin la vacuna.

Incluido en el sorteo

El tenista había sido incluido en el sorteo del Abierto de Australia, donde disputaría su partido de primera ronda ante Miomir Kecmanovic el lunes o martes en el caso de que pueda permanecer en el país.

Djokovic ha reconocido en un comunicado que no debería haber dado una entrevista tras saber que era positivo en coronavirus. El tenista admitió haber asistido a una entrevista presencial el pasado 18 de diciembre en Belgrado. "Me sentí obligado a acudir a la entrevista con L'Equipe para no dejar tirado al periodista", indicó.

Más sobre este tema: