DeportesLaLigaChampions LeagueFútbolMundialFinal Champions

Dani Alves

La última novedad en el caso Alves: los Mossos d'Esquadra recogieron restos de semen en el baño de la discoteca

Los Mossos d'Esquadra hallaron restos de semen en el baño donde supuestamente se produjo la violación por la que Dani Alves ingresó en prisión el pasado viernes. La jueza podría solicitar hoy cotejar esa muestra con el ADN del jugador.

La última novedad en la investigación policial sobre la supuesta violación que Dani Alves cometió en la discoteca Sutton de Barcelona incriminaría aún más al futbolista brasileño. Y es que los Mossos d'Esquadra recogieron restos de semen del baño donde supuestamente se produjo la violación por la que el jugador ingresó en prisión el pasado viernes.

La jueza podría pedir cotejar esa prueba recogida por los agentes con el ADN del jugador. Su familia le sigue apoyando y está previsto que lleguen en las próximas horas desde Brasil.

Dani Alves, que ha decidido contratar a al bufete de Martell Abogados, el mismo que llevó al defensa de Pujol Ferrusola o Leo Messi, ha pasado ya cinco noches en prisión. Está previsto que hoy a nueva defensa del futbolista presente un escrito para tratar de sacar a Alves de la prisión de Brians 2, a la que fue trasladado por motivos de seguridad.

Las pruebas acorralan a Dani Alves

Todas las pruebas parecen acorralar cada vez más al futbolista, que ha ofrecido tres versiones diferentes hasta la fecha sobre lo ocurrido en ese reservado de la discoteca Sutton el pasado 30 de diciembre. Sus contradicciones contratan con la sólida versión de la joven de 23 años.

Y no es el único testimonio que incriminaría a Dani Alves en esa supuesta violación. Una de las dos amigas de la víctima que estaba esa noche en la discoteca declaró a los Mossos d'Esquadra que Dani Alves se propasó antes con ella, que la manoseó con violencia y puso la mano en sus zonas íntimas, según informa el diario 'La Vanguardia'.

Otra de las pruebas que apuntaría a la culpabilidad de Dani Alves es un tatuaje en forma de media luna que la víctima describió en su testimonio, un tatuaje que el futbolista tiene en la zona abdominal y que no es perceptible a simple vista. Ese detalle fue clave para que la jueza comenzara a sospechar de la declaración inicial de Dani Alves, que cambió su versión sobre lo ocurrido ante ese detalle.

Paula Muriel, periodista brasileña, explicó en Espejo Público de Antena 3 que las imágenes grabadas por las cámaras de la discoteca Sutton prueban que la joven fue la primera en ir al baño y fue Dani Alves quien la siguió, otro dato que desmontaría la versión ofrecida por el exfutbolista de Barcleona y Sevilla.

Representantes del ocio nocturno de Barcelona han anunciado que se van a presentar como acusación popular en el caso Dani Alves y, si se acepta su petición, pedirán un castigo ejemplar.

"Cuando acaece un caso como este tenemos que actuar. Esto provocará un efecto intimidatoria/disuasorio respecto de personas que piensen que salir de fiesta y agfedir sexualmente a una persona sale gratis", asegura Joaquim Boadas, secretario general de la Asociación de Ocio Nocturno.

Más sobre este tema:

Cargando...