DeportesLaLigaChampions LeagueFútbolMundialFinal Champions

Dani Alves

Un tatuaje, clave en la identificación de Dani Alves por parte de la víctima

La joven de 23 años identificó ante los agentes un tatuaje con forma de media luna en su abdomen, un indicio clave para identificar a Dani Alves.

Las pruebas cada vez parecen incriminar más a Dani Alves, acusado de una violación por parte de una joven ocurrida en la discoteca Sutton de Barcelona el pasado 30 de diciembre. Un nuevo detalle en la dura declaración de la joven de 23 años resultó clave para identificar a Dani Alves: un tatuaje en forma de media luna en el abdomen del futbolista brasileño.

Dani Alves, que ya ha ofrecido tres versiones diferentes sobre lo ocurrido en esa discoteca, fue identificado por la víctima gracias a un tatuaje en forma de media luna localizado en el abdomen del jugador brasileño. Y es que la joven detalló ese tatuaje en su declaración de forma precisa. La jueza, a la hora de tomar declaración a Alves, preguntó al futbolista cómo pudo ver la chica esa media luna tatuada en la zona abdominal de su cuerpo.

En ese momento, Alves sostenía que él estaba en el aseo, sentado en la taza del váter, y la joven había entrado y se le había abalanzado. Tras el detalle del tatuaje, el futbolista brasileño, como informa El Mundo, cambió su relató y aseguró que se había levantado cuando ella entró, por lo que en ese momento podría haber visto el tatuaje en forma de media luna. Ahí comenzaron las contradicciones en el relato de Alves.

A la espera del juicio, Dani Aves fue trasladado anoche a la prisión de Brians 2, una decisión que se ha tomado porque este recinto cuenta con módulos residenciales más pequeños que permiten garantizar mejor su seguridad y convivencia con el resto de internos. Y es que los módulos de Brians 2 albergan a unos 80 internos, como promedio, mientras que en los de Brians 1, donde ingresó inicialmente Alves, suelen convivir unos 200 presos.

Dani Alves ha pasado ya cuatro noches en prisión y en la cárcel de Brians 2 tendrá aseos y ducha propios. El futbolista se plantea cambiar de abogado y medios de Barcelona ya informan de que habrían contratado a un potente buffet de abogados, especializado en este tipo de casos.

Tres versiones por parte de Dani Alves

El futbolista brasileño ha ofrecido hasta tres versiones diferentes sobre lo ocurrido en la discoteca Sutton de Barcelona el pasado 30 de diciembre. Primero Dani Aves aseguró no conocer a la chica, en el programa 'Y Ahora Sonsoles' de Antena 3. Más tarde cambió su declaración ante los Mossos e indicó que fue la joven la que se le abalanzó. Por último, Dani Alves ofreció una tercera versión en la que reconoce que mantuvieron relaciones pero consentidas.

Las versiones ofrecidas por Dani Alves contrastan con la única y sólida versión que siempre ha sostenido la joven. En su declaración, a la que ha tenido acceso laSexta, del 2 de enero de 2023 en la Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS) de los Mossos d'Esquadra en la comisaría de Les Corts (Barcelona), la chica asegura que trató de resistirse, pero "él era mucho más fuerte que yo".

El diario La Vanguardia detalla varias de las frases de la impactante declaración de la víctima en la que asegura que Dani Alves le obligó a decir que era "su putita" durante la supuesta agresión sexual.

"Dani Alves me metió dentro y cerró la puerta. Yo le dije que quería salir. Me dijo que no podía irme, que le tenía que decir que era su putita. Bajó en ese momento la taza del baño, se sentó y me tiró al suelo. Le dije varias veces que parase", aseguró la joven ante los agentes.

"Me agarró de la cabeza y me acercó con fuerza con la idea de practicarle una felación, pero no lo logró. Me abofeteó varias veces con violencia y me violó. Me resistí, pero él era mucho más fuerte que yo. Me pidió que no me moviera hasta que él no saliera primero", declaró la denunciante.

En el auto que ha llevado a Dani Alves a prisión, la jueza ha tenido en cuenta las contradicciones en que incurrió el investigado frente a la contundente versión de la víctima, quien corroboró la denuncia que había presentado ante los Mossos hasta el último detalle.

Los partes médicos aportados por la víctima parecen probar que el futbolista la invitó a ella y a unas amigas a tomar una copa, le pidió que la acompañara al baño del reservado en que se encontraban -que ella no sabía que era tal- y una vez allí la agredió sexualmente.

Más sobre este tema:

Cargando...