DeportesLaLigaChampions LeagueFútbolMundialFinal Champions

Dani Alves

Caso Dani Alves: Igualdad considera que el 'sí es sí' funciona, pero la ley le 'ahorra' 2 años de cárcel

La ley inicial del 'solo sí es sí' de Irene Montero beneficia a Alves con una pena inferior a 6 años.

La Fiscalía había reclamado una condena de 9 años de cárcel para Dani Alves y la acusación particular, que ejerce la denunciante, reclamó 12, si bien la sala la fija finalmente en 4 años y 6 meses al aplicarle la atenuante de reparación del daño y el Código Penal vigente cuando violó a la víctima, que era la inicial ley del 'solo sí es sí' de la exministra Irene Montero.

La inicial ley del 'solo sí es sí' de la exministra Irene Montero, vigente cuando Dani Alves cometió la violación en la discoteca Sutton, le ha permitido de este modo beneficiarse de una condena de 4 años y 6 meses de cárcel porque rebajaba la pena mínima por el delito de agresión sexual, que ahora vuelve a ser de 6 años.

Para fijar la condena a Alves, al que aplica la atenuante de reparación del daño, la sección 21ª de la Audiencia de Barcelona se basa en el marco punitivo más favorable para el acusado: los artículos 178 y 179 del Código Penal, de acuerdo con el redactado inicial de la ley del 'solo sí es sí', antes de que el PSOE pactara con el PP reformarla.

Y es que el futbolista cometió la agresión sexual la noche del 30 de diciembre de 2022, cuando llevaba dos meses vigente la ley del 'solo sí es sí' de Irene Montero, que en marzo de 2023 se acabó reformando con los votos de PSOE y PP -y la oposición de Unidas Podemos- tras la polémica originada por las rebajas de pena y excarcelaciones de violadores.

Rebaja de la pena mínima

La ley de Montero apostaba por el consentimiento como eje de la violencia sexual y unía en un solo delito lo que antes eran dos -abusos sexuales y violaciones-, con lo que rebajaba la pena mínima a 4 años de cárcel y ampliaba a doce la máxima.

Seis meses después, el PSOE impulsó su proposición de ley para reformar los aspectos legales que habían despertado más polémica y volvió a situar en 6 años de cárcel la pena mínima en las violaciones que se cometieran con violencia e intimidación, tal y como estaba previsto en la legislación antes de los cambios impulsados por la exministra de Igualdad.

En el caso de Alves, el tribunal recuerda que la reforma penal de Montero "es más favorable al acusado, al establecer un marco punitivo más amplio pero un límite inferior más bajo", por lo que, al reconocerle la atenuante de reparación del daño, la pena queda en 4 años y medio de prisión.

La Fiscalía pedía 9 años de cárcel para el internacional brasileño, al que no reconocía ninguna atenuante, mientras que la acusación particular ejercida por la víctima lo elevaba a 12 años de prisión, la pena máxima con la legislación vigente en el momento.

Las reformas impulsadas por el PSOE a la ley del 'sólo sí es sí', que abrió una brecha con sus socios de gobierno de Unidas Podemos, mantuvieron la agresión sexual como tipo único, pero elevaron las penas mínimas que habían propiciado las rebajas de condenas de agresores sexuales al rescatar las horquillas del anterior Código Penal.

Ana Redondo defiende la ley

No obstante, la actual ministra de Igualdad, Ana Redondo, ha defendido que la ley del sólo sí es sí funciona y protege a las víctimas: "Es importante reconocer que la ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual funciona, que el consentimiento está en el centro de las relaciones sexuales. (...) La ley protege y vamos a intentar desarrollarla todavía más y mejor para que la protección sea máxima y este tipo de delitos se produzcan lo mínimo posible y reforzaremos todos los mecanismos y la red de protección de las mujeres víctimas de violencias sexuales", ha aseverado.

"La ley protege y vamos a intentar desarrollarla todavía más y mejor para que la protección sea máxima"

Ana Redondo

En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso de los Diputados, Redondo ha celebrado que en este caso concreto "han funcionado todos los protocolos" y ha destacado la importancia de que la sociedad se implique tanto en la prevención como en la denuncia de las violencias contra las mujeres.

"Es importantísimo que las víctimas denuncien", ha apuntado la titular de Igualdad, para reconocer acto seguido las dificultades que supone dar este paso por "el terror y la creencia de que a lo mejor no son suficientemente creídas", por lo que ha instado a la sociedad y a los entornos a que denuncien y acompañen a estas víctimas.

"No podemos estar ajenos a las violencias sexuales contra las mujeres, desde todas las instancias, desde todos los lugares (...) tenemos que ser capaces de poner coto a estas violencias sexuales que perjudican la convivencia", ha destacado Redondo.

Montero, Díaz y Belarra reaccionan

Irene Montero, exministra de Igualdad, también ha querido expresar su opinión a través de redes sociales, ratificando que la sentencia es "el resultado de la lucha feminista por el derecho a la libertad sexual y por poner el consentimiento en el centro. Se acabó la impunidad. Solo sí es sí". Para Montero, la resolución judicial de la Audiencia de Barcelona "establece con claridad que cometió una agresión sexual porque la víctima no consintió".

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno, espera por su parte que la condena de Dani Alves sea "ejemplarizante" para los machistas: "En este país se acabó, basta ya de machismo, de agresiones sexuales", ha dicho la líder de Sumar en los pasillos del Congreso. "Basta ya, se acabó", ha insistido.

"Hace años este caso habría caído en la total impunidad". Así ha valorado la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, la sentencia de Dani Alves en sede parlamentaria. Opina que "hace años este caso habría caído en la total impunidad. Todo el mundo sabe que un agresor sexual, rico y famoso, se habría ido completamente de rositas. La sentencia es un triunfo del feminismo".

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Más sobre este tema:

Cargando...