Deportes Fútbol Baloncesto Motor Tenis Partidos en directo

Fútbol

4 años de sanción para el futbolista que partió el tabique nasal de un cabezazo al árbitro en Canarias

El colegiado perdió el conocimiento por un salvaje cabezazo de un jugador que le mandó al hospital y le fracturó la nariz en un encuentro de Preferente. Ahora conocemos la dura sanción para el agresor: 4 años y 600 euros de multa.

El lamentable incidente tuvo lugar hace apenas un mes y el Comité de Competición ya ha dado a conocer la sanción al futbolista que propinó un cabezazo a un árbitro al que partió el tabique nasal. Hasta cuatro años se quedará sin jugar el futbolista de la UD San Antonio, equipo que milita en la Regional Preferente de Las Palmas.

El árbitro Alejandro Yadriel Moreno Robaina fue agredido en el partido de la categoría Regional Preferente Grupo II entre la UD San Antonio y el CD San Pedro Mártir. La agresión tuvo lugar en el estadio municipal López Socas de Las Palmas de Gran Canaria, cuando el encuentro encaraba sus últimos instantes y ganaban los visitantes por 1-2. Fue entonces cuando el colegiado recibió un cabezazo en la cara y sufrió fractura del tabique nasal. Después de ser atendido, fue evacuado en ambulancia.

"Uno de los jugadores nos insultó al trío arbitral. Fui a expulsarlo con tarjeta roja directa, recuerdo que el capitán -del San Antonio- me empujó y acto seguido me dio un cabezazo en la cara, y no recuerdo mucho más. Caí al suelo y de repente vi mucha gente alrededor, entre ellos a los compañeros y a un médico", explicó el colegiado.

El jugador le pidió perdón

"Creo recordar que, cuando estaba dentro de los vestuarios del club, entró el jugador y me pidió perdón", señaló el colegiado. Asimismo, como decimos Moreno Robaina no se plantea dejar el arbitraje tras la agresión; "Pienso seguir adelante y luchar por los objetivos que me he marcado", subrayó Alejandro. El agresor ha querido pedir perdón públicamente en un mensaje en su Facebook: "Como hice ayer, nada más cometer el error que cometí, quería volver a pedir disculpas al señor colegiado, que es el gran afectado de todo esto".

Ahora, el Comité de Competición de la Federación de Fútbol de Las Palmas ha dado a conocer una dura sanción de 4 años y 600 euros de multa para el agresor en base al articulo 48 del Reglamento de Régimen Disciplinario de la Federación Canaria de Fútbol, que recoge las agresiones a árbitros o asistentes con sanciones que podrían ir desde los tres a los ocho años.

Más sobre este tema: