Cultura Camino de Santiago

Ópera

La ópera 'El ocaso de los dioses' convierte al Teatro Real en un referente ante el desafío del coronavirus

El Teatro Real se vuelve a convertir en una referencia a nivel mundial. A pesar de las dificultades que impone la pandemia de coronavirus, aborda una de las óperas más ambiciosas de todo el repertorio, 'El ocaso de los dioses'.

Si 'El ocaso de los dioses' es un desafío en sí mismo con sus cinco horas y media de duración y por su exigencia musical, lo es aún más en tiempos de pandemia. Como en otros montajes, el Teatro Real ha buscado soluciones imaginativas para que tanto artistas como público disfruten de la representación sin peligro.

El reto del director es, sin duda, dirigir a alrededor de 200 artistas entre músicos y cantantes. De hecho, una de las particularidades es que los cantantes del coro llevan mascarillas, lo que provoca que se pierda algo de sonido.

"Hay que asegurarse de que todo el mundo esté sano cada día antes de entrar al teatro", señala Pablo Heras-Casado, su director, y añade: "La orquesta es descomunal porque así lo requiere Wagner, con más de cien músicos y tiene que estar separada, es decir, no pueden estar juntos en el foso, sino que tienen que estar ubicados en los palcos". Por ejemplo, en una parte de los palcos está una gran parte del viento y del metal y en los palcos de platea están las arpas.

"No es la manera en la que hubiéramos hecho 'El ocaso de los dioses' en condiciones normales, pero también es verdad que es mucho mejor llegar a imaginar una solución como esta que simplemente cancelar", señala Andreas Schager, tenor heroico.

De este modo, el Teatro Real se ha convertido en un referente para que teatros de todo el mundo vuelvan poco a la tan anhelada normalidad.

Más sobre este tema: