La Tierra

La Tierra se acelera y gira cada vez a más velocidad

En los últimos años, la Tierra se ha estado acelerando. En 2020 tuvo lugar los 28 días más cortos. Los relojes atómicos son los encargados de medir el ciclo de rotación de la Tierra.

Imagen del planeta Tierra vía satélite EFE

La Tierra acelera cada vez más y de aquí podemos extraer dos conclusiones.

Por un lado, que durante los últimos 40 días, los relojes atómicos que miden el ciclo de rotación de la Tierra han registrado los días más cortos desde que comenzaron sus investigaciones en los años 60. El pasado 26 de julio, el planeta se ahorró 1,5 milisegundos en su viaje diario de 86.400 segundos. Pero el día 28 de junio fue aún más rápido: terminó el giro con 1,59 milisegundos de adelanto.

Estas dos marcas expresan que durante las últimas dos décadas abundan las rotaciones rápidas. A pesar de que, si miramos más allá, la tendencia es la contraria: los giros se han ralentizado durante millones de años, aunque con un ritmo inconstante.

"Eso se debe a la presencia de la Luna", explica Antonio Rius, físico del CSIC, en 'El Mundo'. "Un cuerpo cercano, a través de su fuerza de atracción, se queda con una parte de la energía que la Tierra empleaba en rotar".

Por otro lado, el desvío de 1,59 milisegundos sigue siendo tan pequeño que no cuestiona el convencionalismo del día ni expresa ningún desorden cósmico significativo. Y es que la Tierra siempre se ha desviado mínimamente del compromiso de las 24 horas justas. Durante los 45 años anteriores, el mundo se regaló 37 segundos.

Pero, ¿por qué ese margen de impredecibilidad? Porque los polos bailan en ciclos de 433 días en círculos irregulares de entre tres y 15 metros de diámetro, de acuerdo con una pauta llamada "bamboleo de Chandler" y conocida desde 1891. La razón de esa oscilación, según un estudio del año 2000, se debe a "la presión fluctuante del fondo oceánico, originada por los cambios en la temperatura y la salinidad, y por los cambios en la dirección de las corrientes oceánicas".

La velocidad puede variar por muchas causas, como el movimiento del núcleo fundido del interior de nuestro planeta, por la erosión de las montañas, por el comportamiento de los océanos o de la atmósfera, entre otras causas. Hay quien sostiene, además, que la aceleración será mayor debido al calentamiento global cuando se deshagan los glaciares.

¿Qué son los relojes atómicos?

Los relojes atómicos fueron el gran avance del último siglo en la medición del tiempo. En resumen: en vez de depender de un ciclo mecánico, se basa en una frecuencia de resonancia atómica.

Se llaman máseres de hidrógeno y son relojes atómicos extremadamente importantes. Junto con otros 400, ubicados en todo el mundo, ayudan al planeta a definir qué hora es con una precisión de nanosegundos.

Más sobre este tema: