Astronomía

Un estudio financiado por la NASA señala que el agua podría no ser líquida en Marte y estaría adoptando nuevas formas

Las leyes de la física pueden servir para averiguar si hubo océanos de agua en Marte hace millones de años. Hay científicos que afirman ahora creen que el agua se convirtió en parte de los minerales actuales del 'planeta rojo'.

Imagen del planeta Marte Pixabay

La pasión del ser humano por descubrir nuevos mundos ha llevado a que empecemos dicha aventura por el conocido 'planeta rojo', el que más cerca tenemos de todo el Sistema Solar. El planeta Marte es, sin duda, todo un misterio que tiene todavía muchos secretos pendientes de descubrir. Uno de los momentos más impactantes que hubo la pasada primavera fue cuando el Rover Perseverance, que había llegado a Marte en febrero de 2021, envió a la Tierra un vídeo en el que se podía escuchar el sonido del ''planeta rojo', con un aire tenebroso que dejó la piel de gallina a más de uno.

Ahora, y ya pasados varios meses, sigue la especulación en cuanto a cómo llegó a ser Marte hace millones de años y si es cierta la hipótesis de que había un océano repleto de agua que terminó por desaparecer. Recientemente, un grupo de geofísicos de la Universidad de California en San Diego. han publicado un comunicado en el que detallan algunas de las conclusiones a las que han llegado, avanzando que hay "un par de sorpresas" que no esperaban, y que podrían ser determinantes para reconstruir los orígenes del planeta.

El geofísico Vashan Wright, uno de los integrantes del estudio, ha explicado que, en base a sus pesquisas, "la corteza de Marte es débil y porosa. Los sedimentos no están bien cementados. Y no hay hielo o no hay mucho hielo llenando los espacios porosos". Esa primera sorpresa, según detallan en el comunicado, ha sido saber que "los 300 metros superiores del subsuelo debajo del lugar de aterrizaje cerca del ecuador marciano contienen poco o nada de hielo", lo cual no imaginaba nadie hasta ahora.

¿Ha cambiado de forma el agua en el planeta?

La segunda sorpresa que se han llevado, según indican, ha sido que Marte "puede haber albergado océanos de agua al principio de su historia, y muchos expertos sospecharon que gran parte del agua se convirtió en parte de los minerales que forman el cemento subterráneo". Es decir, el agua seguiría presente en el planeta rojo, pero habría adoptado una forma distinta a la que inicialmente tenía, lo cual explicaría la presencia de numerosos sedimentos que pueden avistarse a lo largo de todo el planeta.

Wright también ha señalado que "si pones agua en contacto con rocas, produce un nuevo conjunto de minerales, como arcilla, por lo que el agua no es un líquido. Es parte de la estructura mineral". La investigación, financiada parcialmente por la NASA, también ha contado con la aportación de un alumno de este geofísico, Jhardel Dasent, otro de los coautores del estudio, quien ha dicho lo siguiente: "Toda mi vida, creciendo, he oído que la Tierra puede volverse inhabitable. Ahora estoy en la edad en la que puedo contribuir al conocimiento de otro planeta que puede llevarnos allí."

Más sobre este tema: